Soberanía energética
Rigane: "Los que resistimos la entrega nos sentimos parte de la recuperación de YPF"
Miércoles 18 de abril de 2012, por Carlos Saglul *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El secretario general de la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (FeTERA-CTA) y Adjunto de la Central de Trabajadores de la Argentina, José Rigane, dijo a ACTA que “los que resistimos la entrega nos sentimos parte de la recuperación de YPF”.

Compartir este articulo:

Habló asimismo de la necesidad de crear una nueva empresa estatal y advirtió: "ésta no es una pelea con España, Repsol no es española. Españoles y argentinos tenemos el mismo enemigo, el neoliberalismo".

¿Se cumple un viejo reclamo de las organizaciones del campo popular?

Saludamos la medida tomada con YPF. Entendemos que es un paso en la recuperación de la soberanía energética que respaldamos desde la Federación de Trabajadores de la Energía y la Central de Trabajadores de la Argentina.

Ahora es el momento de crear una empresa del Estado, socializar la conducción, retomar lo que se perdió y mejorarlo.

¿Socializar?

Es necesario que en la conducción de YPF se incorpore la representación de los trabajadores, de las organizaciones de consumidores. Hacer todo lo contrario de lo que paso hasta ahora.

¿La discusión que viene es la indemnización?

No podemos pagar por lo que es nuestro, es decir patrimonio de todos los argentinos. Y menos cuando las privatizaciones estuvieron plagadas de corrupción. Falsificaron los balances, alteraron los informes sobre las verdaderas reservas. Exportaron nuestras reservas de manera que se redujeron del 18 al 7 por ciento y en gas del 30 al 7 por ciento. No se exploró y no se abrieron nuevas destilerías. Los que deberían indemnizarnos son ellos.

¿Ante la emergencia energética la inversión es otro desafio?

Por eso con más razón era importante recuperar cuanto antes la economía, nuestros propios recursos. Las provincias no deben creer que pueden convertirse en emiratos árabes. Tendrán lo que les corresponde pero el petróleo y el gas deben ser puesto otra vez al servicio del desarrollo nacional.

Ellos trataron de convencernos ideológicamente que la energía es sólo energía cuando en realidad se trata de un bien social y estratégico. Es parte de los derechos humanos de un pueblo. Todos tenemos derechos al agua, el gas, la electricidad.

¿Cuál será la reacción de la Comunidad Económica Europea?

Obvio no se van a quedar quietos. YPF era la gallina de los huevos. No nos olvidemos que se llevaban el 90 por ciento de las ganancias y hasta hace poco las divisas no pasaban por el banco central. Se llevaban todo bajo declaración jurada, un escándalo…

Ahora lo que hay que entender es que aquí no hay un problemas entre pueblos. Repsol no es española, es una multinacional, donde los capitales españoles son minoritarios. Trabajadores españoles y argentinos somos víctimas del neoliberalismo, tenemos el mismo enemigo.

¿Entonces?

No perdamos de vista que éste es el primer paso, aquí quedan un montón de multinacionales más que están saqueando nuestros recursos. Este es el país donde el gobierno de la Alianza le renovó el contrato de Loma la Lata por 20 años cuando faltaban 10 para que venciera y quienes hoy gobiernan hicieron lo mismo con los yacimientos entregados a Panamerican Energy, a diez años de la finalización del contrato. Denunciamos en ese momento que eso era entregar todas las reservas.

Es un paso hacia adelante.

De alguna manera, las organizaciones populares que enfrentamos las políticas neoliberales sentimos que esto es parte de nuestra resistencia.

* Equipo de Comunicación de la CTA

sitio desarrollado en SPIP