CTA Córdoba Capital
Plenario rumbo al paro del 8 de junio
Viernes 1ro de junio de 2012, por Guillermo Posada *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Delegados y militantes ratificaron la medida de fuerza, que tendrá una agenda de reivindicaciones locales. La dirigencia nacional estuvo representada con el secretario de Interior, Fernando Acosta. Homenaje a los héroes del Cordobazo y entrega de los premios ‘Sin presiones’ del ISLyMA.

Compartir este articulo:

El martes por la tarde, en la sede de ATE Córdoba, se realizó un plenario de delegados y activistas de la CTA Córdoba Capital que ratificó el paro nacional del próximo 8 de junio.

Con una mesa encabezada por Guido Dreizik, secretario General de la CTA Capital, Eugenia Aravena, de AMMAR, Oscar Mengarelli, que conduce la CTA a nivel provincial, y Fernando Acosta, secretario de Interior de la conducción nacional, los compañeros presentes expresaron la decisión de adherir a la medida nacional del 8 de junio, unificando la lucha de todos los sectores del trabajo: piso salarial de 5 mil pesos, 82 % móvil para los jubilados, asignación por hijo universal (sin discriminación), regularización y blanqueo de los trabajadores en negro, aumento salarial y urgente convocatoria al Consejo del Salario.

La compañera Aravena hizo un resumen de lo actuado respecto al proyecto de ley que impulsa el gobierno provincial que restringirá gravemente a las trabajadoras sexuales en su posibilidad de ejercer su trabajo, confundiendo prostitución con proxenetismo, cuando la misma legislación nacional lo deferencia claramente.

Por su parte, Dreizik dejó claro que la CTA Capital respalda a AMMAR y que su lucha integra la lista de reivindicaciones locales, que se suma un panorama de conflictividad en el campo sindical, como es el caso del cordón industrial, los judiciales y estatales provinciales.

"Cacho" Mengarelli dio un contexto de la situación provincial y realizó un trazado histórico, conmemorando los hechos del Cordobazo, del que se cumplieron 33 años, reafirmando la vocación de nuestra central de levantar aquellas banderas del movimiento obrero cordobés de la década del ’60.

Una de las problemáticas debatidas se centró la situación de los cuidadores de coches de Córdoba, organizados en cooperativas, a quienes la administración municipal de Ramón Mestre apartó de la posibilidad de desarrollar, en un marco institucional, su actividad. Los ‘naranjitas’ integran nuestra central desde el año pasado.

En representación de la CTA de Río Cuarto, el secretario General del Cispren, Carlos Valduvino, sostuvo que desde los gremios privados que integran la central está clara la línea política que debe seguir construyendo el movimiento obrero, y remarcó que el paro del 8 de junio es una muestra que la central está en la calle y no en los despachos oficiales.

Trabajo y salarios dignos

Tras el debate, "Nando" Acosta acerco el saludo de la conducción nacional al plenario y resaltó su orgullo de estar en Córdoba en una fecha tan importante para la historia del movimiento obrero.

“Hay un paro nacional con movilizaciones el 8 de junio, con actividades que va a haber en todo el país y que está vinculado con los reclamos que se vienen realizando la CTA básicamente con el tema salarial que tiene que ver, por un lado, con la situación de la inflación que se está viviendo y se sigue sufriendo, y con que los sueldos realmente no alcanzan. Hoy tenemos sueldos mucho más bajos que lo que eran el año pasado porque la inflación fue mucho más alta que el incremento salarial y los aumentos que están saliendo –donde el Gobierno quería poner un techo salarial del 18 por ciento- son demasiado pobres para mantener el valor de un sueldo”, dijo el dirigente.

“Lo que reclamamos es que el sueldo equivalga mínimamente a lo necesario para vivir, es decir tener lo necesario para comer, vestirse, tener una vivienda, salud y educación, es decir, tener una vida digna. Por eso se hizo el reclamo de que el sueldo mínimo debería ser de 5.000 pesos. Esto lo reclamamos en el Consejo del salario Mínimo, Vital y Móvil, que es donde se reúnen el Gobierno, los patrones y los trabajadores y se debería estipular con el salario mínimo, vital y móvil que hoy está en 2.300 pesos, para dar una idea de la diferencia sobre lo que es el sueldo mínimo y lo que es necesario para vivir”, aseguró Acosta.

Antes de cerrar el plenario, la compañera Aravena informó que la Legislatura provincial tomo una de las propuestas de AMMAR, estableciendo con claridad que en ningún sentido serán judicializadas la mujeres que ejerzan la prostitución por voluntad propia. La noticia es un avance de las compañeras y así fue reconocido por los presentes con un cerrado aplauso.

Premios ‘Sin Presiones’

Tras finalizar las deliberaciones, los compañeros del Instituto de Salud Laboral y medio Ambiente (ISLyMA-CTA) entregaron los premios del concurso Sin Presiones, que convocó a los trabajadores a contar sus experiencias laborales que afectan la salud en el ámbito laboral.

* Equipo de Comunicación de la CTA Córdoba

sitio desarrollado en SPIP