20N en Córdoba
Contundente movilización coronó el Paro Nacional
Miércoles 21 de noviembre de 2012, por Guillermo Posada *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

La CTA y la CGT Rodríguez Peña movilizaron al centro, que estuvo paralizado desde las primeras horas de la mañana hasta las 14. “Nuestro salario no es ganancia”, fue el grito unánime. También hubo cortes y paro en Río Cuarto, Villa María y Alta Gracia, entre otras ciudades del interior provincial.

Compartir este articulo:

Alrededor de 5 mil compañeros se movilizaron por el centro de Córdoba en reclamo de la eliminación del Impuesto a las Ganancias en los salarios de los trabajadores. La jornada se inició con diversos piquetes de la CGT Rodríguez Peña (moyanista) desde las 7 de la mañana, mientras que dos columnas de la CTA, comenzaron a movilizarse desde las 10 horas, una vez que los compañeros de los distintos sectores hicieran abandono de los lugares de trabajo. Los compañeros se dirigieron a la esquina de 27 de abril y Vélez Sarsfield.

Así sucedió con los estatales de ATE de la administración pública nacional, a los que se sumaron grupos del MST, Libres del Sur, el sindicato de peones Taxi (que aportó una columna de 50 móviles), el Partido Obrero, la Federación Agraria, el PRML, AMMAR, el Circulo Sindical de la Prensa (CISPREN), los jubilados de Ajupracor, Montoneros, telefónicos de la CTA, la Federación Universitaria de Córdoba, la lista Pluricolor de la UEPC, el MTR, entre otros.

A su turno, encabezados por el secretario General de CGT Rodriguez Peña, Mauricio Saillen, se encontraron los compañeros del indicato de Camioneros y el Surbac (recolectores de residuos). Una columna del sindicato de Gastronómicos recorrió el centro de la ciudad, aunque no llegaron a la concentración.

“Es emocionante ver a compañeros de otra central, de otra pertenencia, nos íbamos encontrando y saludando. Hoy Córdoba virtualmente parada. Esta actitud de insistir como tercos durante dos años hace que haya cortes en todas las provincias, en todo el país. En Río Cuarto, con cortes de ruta y concentración en la plaza; en Villa María, marchan con camioneros y sectores productores; en Río Tercero y San Francisco volanteadas y jornadas de esclarecimiento. En tanto en Alta Gracia, la delegación local de la CTA realizó un corte frente al hospital zonal”, dijo el secretario general de la CTA Córdoba, Oscar Mengarelli, que emocionó a los presentes al recordar la figura del compañero Gustavo Spedale, secretario de Medio Ambiente de la CTA que falleció el lunes.

“Hay que decir que esta jornada de protesta se está discutiendo en todos los sectores de trabajo, por más que los gremios no se hayan sumado al paro. Estamos discutiendo porque el salario no es ganancia, por la libertad de los presos políticos de Corral de Bustos, la represión de los trabajadores del poder judicial, la represión del Código de falta y la ley antiterrorista, porque el salario no es ganancia, son temas en discusión. Estoy feliz porque alguien dijo que la felicidad está en la lucha”, señaló Mengarelli.

En el palco, el compañero secretario general de la CTA Córdoba Capital, Guido Dreizik, consideró que “esta jornada de la unidad en la acción los trabajadores de Córdoba demostramos el nivel de unidad cuando se trata del salario, del ajuste provincial. Esta jornada es la continuidad del plan de lucha, de las movilizaciones y concentraciones que realizamos durante este año. El paro del 8 de junio fue sin duda un punto de inflexión en la construcción de la voluntad política de los trabajadores para dar vuelta las políticas recesivas del gobierno nacional y los ajustes provinciales”.

Con discursos de varios oradores, desde la Federación Agraria, el MST hasta el Partido Obrero, cerró la compañera secretaria General de ATE Córdoba, María Teresa Romero, al señalar que “cuando dicen que es un paro político, tienen razón. Porque los trabajadores hacemos política también y decimos que nuestro salario no es ganancia. Por eso no le creemos al gobierno cuando dice que protege el salario y el consumo”.

“Tampoco le creemos al gobernador De la Sota cuando dice que no está de acuerdo con el impuesto a las ganancias, si fuera así estoy segura que no les estaría aplicando a los jubilados de la provincia un aumento cada 7 meses. Deje de mentir, los trabajadores no somos tontos”, señaló Romero.

Momentos después arribó a la columna de la CGT. “Por el derecho de los trabajadores estamos aquí presentes”, señaló Saillen ante el aplauso de los presentes. “Hoy día queda claro quienes estamos del lado de los trabajadores. Todos hablan de posiciones políticas nosotros hacemos política gremial y estamos en contra de un modelo que está llevando al fracaso a los trabajadores, a la decadencia y esto es lo que no queremos. Peleamos para que se les devuelva la dignidad a los trabajadores, contra el impuesto a las ganancias, por la plata de las obras sociales que se queda el gobierno y que nos está quebrando, y no lo vamos a permitir. Es el derecho adquirido de cada uno de los trabajadores. Y los dirigentes están para eso. No para venderse al poder, no para venderse a la política sino para dignificar al trabajador. Esta es la historia de Córdoba, que tenemos que reflejar por los muertos, por los caídos, pero fijándonos en el futuro, que vamos a forjar entre todos”, afirmó el dirigente. La gruesa columna se dirigió hasta el Patio Olmos, conjuntamente con la CTA, donde se desconcentraron los compañeros, en una jornada que quedará en el recuerdo de todos los presentes.

El secretario General del CISPREN, Carlos Valduvino, analizó la jornada como “histórica”. “Se selló la unidad de los trabajadores en la acción. Cordoba da una muestra que el malestar en la clase trabajadora existe y que hay consignas que nos unen para seguir fortaleciendo la unidad pero, fundamentalmente, organizando a los compañeros en las fábricas, en el sector público y privado. Indudablemente hacia mucho que la provincia no vivía una jornada como la de hoy y uno se siente orgulloso de participar”, dijo el dirigente, que desdeñó los aprietes públicos de los funcionarios nacionales ante la consistencia y el carácter pacífico de las movilizaciones en todo el país. “Cuando los gobiernos comienzan a palpar que la movilización el real, nacen las provocaciones”, afirmó y adelantó que la semana que viene el gremio espera que el Ministerio de Trabajo reabra el expediente paritario, para tratar el pedido de una suma fija de 4000 pesos para fin de año, en sintonía con el pedido nacional de la CTA y la CGT. “Es para recuperar algo de lo que nos comió la inflación”, finalizó.

En Río Cuarto

Los militantes de la CTA, Regional Río Cuarto, en consonancia con el paro y la movilización nacional, realizaron en la ciudad una jornada de corte de dos puentes que son arterias fundamentales como son el puente Juan Filloy y El Carretero.

El inicio de los mismos comenzó a las siete de la mañana cuando la militancia llegó al lugar. Esta estuvo integrada por miembros de los diversos sindicatos que construyen día a día en la Central, y por la Organización Territorial Malón, destancándose así la fuerte presencia de los compañeros de los barrios en los que hay trincheras ceteatistas.

El secretario general de la CTA Río Cuarto, Federico Giuliani, señaló: “La protesta no es sólo contra las políticas del Gobierno Nacional, sino en rechazo a las medidas de la Provincia y los municipios que aplican ajustes contra los trabajadores”.

Mientras a la mañana se realizaban los cortes a los puentes Carretero y Juan Filloy, UATRE y la Federación Agraria realizaban uno en la Ruta 8 y A005 en consonancia con la medida dispuesta por la CTA y demás adherentes.

Giuliani destacó: "Este paro es el tercero de la CTA pero el primero entre ambas centrales obreras y debe ser tomado como un punto de partida para que las autoridades gubernamentales reflexionen y cambien las políticas de ajuste que perjudican a los trabajadores y benefician a algunos grupos económicos”.

Pasado el mediodía la concentración de los puentes nutrió la radio abierta que desde las nueve y media otro grupo de militantes realizaba en la Plaza Central. Allí luego de una marcha se realizó el cierre de esta jornada histórica.

En el acto en la Plaza tomaron la palabra Marcos Boni, representante de la CGT 27 de septiembre y el titular de la CTA Río Cuarto, Federico Giuliani. Boni, dijo que ha sido una jornada exitosa, no sólo en Río Cuarto sino en todo el país: “Creemos que el Gobierno Nacional hace oídos sordos a algunos reclamos, y hoy ya han situaciones que no dan más”.

A renglón seguido, Marcelo Acevedo, secretario General del gremio de los trabajadores rurales, señaló que entre los distintos reclamos solicitan un salario mínimo de 3.500 pesos y la eliminación del impuesto a la Ganancias para los trabajadores.

Para finalizar, Giuliani de la CTA dijo: "Bienvenidos a todos los compañeros y las compañeras, para mi es un orgullo que hoy desde temprano estuvimos cortando las rutas y los puentes de la ciudad para demostrar que los trabajadores no vamos a ser disciplinados a ningún gobierno de turno. Los trabajadores no somos la columna vertebral de ningún movimiento, queremos y estamos en condiciones de ser la cabeza de un nuevo proyecto nacional de liberación. Esta es una movilización genuina y legítima de los trabajadores".

* Equipo de Comunicación de la CTA Córdoba

sitio desarrollado en SPIP