Córdoba
Una multitud de jóvenes marchó por la derogación del Código de Faltas
Lunes 26 de noviembre de 2012, por Katy García *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

“No es merodeo, es paseo”, fue el cántico más coreado durante la movilización realizada el martes a la noche por miles de chicos y chicas de diferentes barrios de la ciudad que protestaron en contra de las detenciones arbitrarias, por la aparición con vida de Facundo Rivera Alegre y el esclarecimiento de la muerte de Brian Palomeque ocurrida en la ciudad de La Falda.

Compartir este articulo:

“Basta de abuso policial, maltratos y torturas en los lugares de encierro”, expresa un crítico documento leído por Bichi Luque, referente del Colectivo de Jóvenes por nuestros derechos.

La sexta marcha de la Gorra que convocó a numerosos grupos artísticos, murgas, bandas, agrupaciones políticas, de derechos humanos, estudiantiles, barriales, y sindicales, reclamó por la derogación del código de faltas, la libre circulación por las calles, el reconocimiento del trabajo sexual, para que no haya más desaparecidos y por el esclarecimiento de un crimen ocurrido en La Falda, meses atrás.

Las columnas partieron desde la esquina de la Cañada y avenida Colón, siguieron hasta Vélez Sarsfield para concluir frente al Cabildo histórico, donde se realizó un acto y un festival musical. El ministro de Seguridad Alejo Paredes y al gobernador José Manuel De la Sota fueron apuntados como los responsables políticos del hostigamiento permanente que sufren los pobres y los sectores más vulnerables de la sociedad.

Apenas finalizó la movida, “el Bichi” Luque, referente del Colectivo de Jóvenes por Nuestros Derechos, le dijo a Prensared que “en los barrios se sobrevive, se reniega con el transporte, se reniega con el dispensario, con la policía y con el transa” y reclamó mayor participación en la búsqueda de soluciones.

“Logramos que se sienten en una misma mesa todos los actores sociales y políticos y estamos esperando una respuesta política de los gobiernos municipal y provincial para que abran las instituciones y podamos discutir lo que ellos hacen en nombre nuestro”, enfatizó. Precisamente ayer por la tarde el legislador del Frente Cívico y Social Roberto Birri, autor de un proyecto de reforma del Código de Faltas reiteró que “es inadmisible” mantener esta norma “inconstitucional” por donde se la mire. En tanto, desde el bloque de Unión por Córdoba además de defender su aplicación anunciaron que el artículo del merodeo no será derogado y dejaron traslucir que el comisario que actúa como juez de primera instancia dejaría de serlo y las causas pasarían a manos de jueces civiles.

Está claro que la política de Tolerancia Cero que viene aplicando el gobierno desde el primer mandato de José Manuel De la Sota seguirá por el mismo carril. Esta actitud es preocupante porque de hecho está desconociendo la contundente marcha en contra de esta norma que hostiga a los pobres para tranquilizar a los sectores medios de la sociedad que reclaman mayor seguridad. En la reunión con la comisión de reforma del Código mantenida ayer en al legislatura, el ministro de Seguridad Alejo Paredes defendió la figura del “merodeo” y la calificó como una “herramienta fundamental” en la prevención de los delitos. Y citó como argumento las llamadas de vecinos al 101 que denuncian a personas sospechosas. El ex jefe de Policía, contra todas las recomendaciones que desde la teoría indican que la dirección de esa agencia debe estar a cargo de un civil porque es obvio que no puede controlar a su propia fuerza, seguirá en su cargo pese a las críticas que realizan diferentes sectores de la sociedad civil. De hecho el modelo de “inseguridad social” que aplica mano dura contra los débiles está en consonancia con el modelo neoliberal donde la “ley y el orden” reinan.

Desde AMMAR, Eugenia Aravena, evaluó que “es importantísimo que esto siga creciendo para lograr la derogación del Código y hacer visible la represión que estamos sufriendo por parte de una policía cada vez más feroz. Con el Colectivo de jóvenes y otras organizaciones estamos luchando desde el Foccof para poder cambiar esta realidad”, remarcó. Específicamente sobre la ley de trata consideró que “agrega un nuevo articulo al código para que lo maneje la policía”. En ese sentido indicó que quienes creen que cerrando whiskerías van a acabar con la trata de personas “no tienen idea de lo que pasa en la calle” y reiteró que clandestiniza el trabajo sexual que no está prohibido.

En esa línea, el documento consensuado por las organizaciones denuncia que en 2011 se produjeron “73 mil detenciones arbitrarias acompañadas de maltratos, torturas y desapariciones en los lugares de encierro” y afirma que la metodología utilizada por la policía es la misma que aplicaban los genocidas durante la dictadura cívico militar, solo que ahora se hace en democracia. También cuestionan al poder judicial que “se ocupa de investigar los casos donde hay dinero o influencias de por medio”.

Mujeres del dolor

Estuvieron presentes Viviana Alegre, madre de Facundo Rivera (20), desaparecido hace nueve meses, sin que haya una causa, y familiares de Brian Palomeque, el joven que apareció “ahorcado” en un descampado de La Falda y cuya causa se cerró como suicidio. Las mujeres recibieron un caluroso saludo de los presentes.

Gabriela Oyola, hermana de Brian Palomeque, le dijo a este medio que “después de haber sido amenazado por un policía de Valle Hermoso, fue encontrado en un campo, ahorcado y con las manos atadas. La fiscal dijo que fue un suicidio y se cerró la causa”. Vecinos de la zona cuando conocieron estos hechos protestaron frente a la comisaría y se produjo una rotura de vidrios. A los días, la policía lista en mano, detuvo a 23 personas por estos “desmanes”. Y ella fue detenida y trasladada a Valle Hermoso “porque hablaba demasiado del tema”. Los vecinos denuncian que “en Punilla se hostiga a los vecinos y que La Falda no es un lugar para pasear, también pasan estas cosas”. “Esperamos que nos escuchen, pedimos audiencias pero nadie nos responde”, señaló la hermana del joven que ayer hubiera cumplido 17 años.

Desde el escenario, Viviana Alegre, aseguró que está convencida de que “la policía de Córdoba por acción u omisión es responsable” de la desaparición de su hijo y sostuvo que le llama la atención que el fiscal (Alejandro Moyano) le informe primero a la prensa los pasos a dar. “Les avisa” deslizó. Dijo que seguirá reclamando ser recibida por el gobernador que “habla de diálogo” y no la recibe. “Yo creo que mi reclamo es justo”, señaló y volvió a pedir que aparten a los uniformados de la investigación y que permitan que actúe la policía judicial. Emocionada, la mujer se dirigió a los padres de los jóvenes y les pidió mayor acompañamiento “porque seguirán desapareciendo pibes”.

Documento crítico

leyó un documento producto del debate entre las organizaciones convocantes. Entre otras consideraciones expresa que miles de jóvenes, de manera cotidiana, “son castigados en las calles de la provincia mediante la aplicación de diversos códigos, porque tenemos una cultura diferente”, aludiendo al esteriotipo naturalizado por la policía para detener.

Otro de los párrafos analiza que “desde hace 15 años somos atacados por una forma de gobernar macabra” que ataca a los jóvenes, a las trabajadoras sexuales y a los luchadores que sufren el acoso de la mano de una policía alevosa y sin control del estado”, donde la fuerza detiene y condena sin que el afectado tenga derecho a un abogado. En esa perspectiva señala que “la urgencia nos pone en un lugar de acción y de trabajo” en un contexto político y social para garantizar los derechos humanos de los y las jóvenes.

En relación al problema de “seguridad” manifiesta que no acuerdan con la política de poner más agentes en las esquinas, ni de hacer grandes operativos en los ingresos y salidas de los barrios hacia el centro, sino de “atacar la pobreza y el hambre, y garantizar la educación”. Pero, como eso no ocurre “se apela a un Código de Faltas con la finalidad de maltratar para sembrar el miedo” mientras “los grandes narcos y proxenetas hacen sus negocios con la protección de los poderes del estado”, critica.

Impunidad

En cuanto a la declamada posición del gobierno acerca de la búsqueda de soluciones a través del “diálogo”, interrogan: ¿Que pasó con David Moreno, Ian Durán, Brian Palomeque, Maxi Acosta, Juan Medina y otros jóvenes asesinados por la policía y que para los medios y la justicia son solo cifras y para los familiares motivo de dolor y de impotencia frente a la impunidad.

En este punto el texto condena la desaparición de Facundo Rivera “un hecho indignante” que involucra a empresarios de la noche y a la policía con la complicidad del gobernador De la Sota. Acá se hizo escuchar, nítidamente, la respuesta generalizada de los asistentes que coreó: “Asesino, asesino”.

“El olvido no es amigo de la justicia ni de la verdad”, acentúa el documento y valora a su madre como una “mujer de fierro que no descansa en la búsqueda de su hijo”. A la vez, reivindica a la víctima como “un trabajador, padre de familia” y critica a quienes tratan de “ensuciar” su imagen para justificar la desaparición.

Tras reivindicarse como “actores políticos convencidos que la lucha debe ser cotidiana para cambiar lo que nos molesta”, prometen seguir adelante porque “creemos en nuestras fuerzas, resistimos al miedo, y vivimos en democracia”.

La alegría de luchar

Cero crispación. Bullicio, música, cánticos, desfile de murgas, difusión de consignas con esténciles, intervenciones artísticas, y sobre todo la alegría de la lucha, fueron las expresiones preponderantes de una movilización que tuvo como protagonistas excluyentes a los jóvenes. “Policía, policía, no te lo decimos más, si nos tocan a los pibes, qué quilombo se va armar”, “Borombombom, borombombom, el que no salta es un botón”, fueron algunos de los estribillos coreados por la multitud, siempre desde un espíritu festivo.

“Salimos a representar nuestra cultura”, se oía por los micrófonos junto a duras críticas en contra de las leyes de Trata y de Narcotráfico que “solo protegen a proxenetas y narcos”. La actividad culminó con las actuaciones de artistas populares como el Negro Chetto y una banda de cuartetos que al ritmo del tunga, tunga hizo vibrar a la muchedumbre.

Fuente: www.prensared.org

* Equipo de Comunicación del Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren-CTA)

sitio desarrollado en SPIP