" />
Neuquén
Criancera del sur recupera 95 hectáreas
Viernes 8 de abril de 2011, por Corresponsalía Neuquén *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Ella y su familia ocupan el puesto "La Ventana" desde 1974 y cuentan con permisos provinciales, boleto de señal y marca. La CTA Neuquén entregará un Proyecto de Ley sobre "Extranjerización de las tierras".

Compartir este articulo:

Dos profesionales de la Dirección de Tierras de Neuquén determinaron que al campo de Aladina Figueroa un vecino le había recortado 95 hectáreas de buen pastaje en un cerro ubicado en el paraje Pilo Lil, muy cerca de Junín de los Andes.

La inspección, ordenada por el director de Tierras Eduardo Ferrareso, corroboró que, efectivamente, el campo de Aladina había sido recortado por uno de sus flamantes vecinos, una empresa forestadora que aprovechó la fiesta del Puestero 2010 para alambrar a gusto.

Anduvieron ocho horas a caballo los inspectores de Tierras, acompañados por Aladina y el secretario de Interior de la Central de Trabajadores Argentinos César Sagredo. Y al cabo corroboraron que los puntos que la mujer –de 63 años– recordaba en su memoria eran precisamente los que catastralmente le correspondían.

"Le habían dejado 95 hectáreas menos", comentó Sagredo al hablar con este diario.

El dirigente reconoció la gestión de Ferrareso con quien se entrevistó junto a Aladina Figueroa hace un par de semanas en la ciudad de Neuquén.

Ella y su familia ocupan el puesto "La Ventana" desde 1974 y cuentan con permisos provinciales, boleto de señal y marca.

"En febrero de 2010, la empresa Bosque Andino se apropió y alambró el campo y a pesar de las denuncias y pedidos de mensura en Junín de los Andes y Zapala no han tenido respuestas", denunciaron oportunamente Sagredo y el dirigente Diego Urretavizkaya.

Aladina nació en Pilo Lil y la mayor parte de su vida la pasó en el paraje La Rosilla, más precisamente en La Ventana.

"Hay un reconocimiento de Tierras sobre el reclamo que hizo esta mujer y ahora ella está en condiciones de hacer la solicitud de la compra de esa tierra", explicó Sagredo.

Aladina y su esposo Gumercindo tienen alrededor de 856 hectáreas de buenas pasturas en un lugar "que está lejos de todo, realmente esta gente hace patria en ese lugar", agregó el dirigente que en los últimos años se ha especializado en el tema tierras.

Fuente: www.ctaneuquén.org.ar

* Equipo de Comunicación de la CTA Neuquén

sitio desarrollado en SPIP