Una criminalización muy especial
Domingo 7 de julio de 2013, por Horacio Meguira *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El fiscal Federico Delgado investiga la denuncia efectuada por el Gobierno contra Omar Maturano, secretario general de La Fraternidad, por violación al artículo 194 del Código Penal (daño en el transporte público) que llamó a un paro de conductores de trenes el pasado 3 de julio.

Compartir este articulo:

* Director del Departamento Jurídico de la CTA

Su primera intervención ante el Juez Federal Julián Ercolini tiene algunos conceptos interesantes: “Si la libertad política causa algunos males, la solución de esos males está en los sujetos y no en las instancias de represión”. Aunque advirtió que hay algunas excepciones: “cuando la protesta social estuvo sometida a intereses particulares”.

Es por esto que solicióo verificar la fecha de vencimiento del pago del aguinaldo.

Creo que el Gobierno aprovechó una circunstancia y por intermedio de fuegos de artificio, logró colocarse en una situación ventajosa ante la opinión pública.

No se puede descontextualizar el conflicto. Nadie puede analizar ni ética, ni jurídicamente la huelga de La Fraternidad, si no analizamos los dos accidentes del ferrocarril Sarmiento y el estado de abandono de los sistemas de control y señalamiento de los ferrocarriles.

El tema se completa con el anuncio del Ministro Randazzo de las cámaras en las cabinas de los conductores. Con esa medida elípticamente se intenta responsabilizar a los trabajadores de años de desidia y negociados. Le está diciendo a la opinión pública que la negligencia es del conductor; el mismo mensaje intenta el video que repitiera una y mil veces la televisión sobre la desobediencia a las señales por parte de Daniel López quien conducía el convoy que chocó en Castelar.

El sindicato intenta dar causalidad al conflicto con la excusa de no pago del aguinaldo en tiempo y forma La huelga no necesariamente tiene que estar referida a una reivindicación específica. Puede ser la reivindicación de otros derechos como el derecho a la intimidad por las cámaras en las cabinas, o la inseguridad del sistema.

Por eso es importante estar atento a la investigación ¿Qué se entiende por interés particular? El fiscal parece orientado a entender que si la huelga se llevó a cabo con la finalidad de beneficiar a Maturano puede configurarse el delito del artículo 194 del Código Penal (daño en el transporte público).

Pero hay elementos que debería tomar en cuenta. ¿Porqué el Ministro de Trabajo Carlos Tomada, no tomó intervención y llamó a Conciliación Oobligatoria? ¿Porqué se dejó durante dos horas aproximadamente que un conjunto de personas ajenas al conflicto interviniera en enfrentamientos con la policía e intento de saqueo?

El manipuleo de la opinión pública tuvo a otro actor: los denominados “violentos”. Aparecen como responsables y se oculta la verdadera relación causal. El Ministro Randazzo culpa a los conductores colocando cámaras en las cabinas, y los medios culpabilizan a “los violentos” responsables de “los desmanes”. Es la coartada perfecta para seguir ocultando las causas y continuar con la política que se originó en el “desguace” y que continuó con los subsidios a “los amigos” colocando a todo el sistema de transporte en el colapso actual.

En este contexto: ¿es legítima la huelga?

El equivoco proviene en origen de las declaraciones de Maturano que, como dije anteriormente, intentó poner la excusa de los aguinaldos no diciendo las verdaderas y legitimas causas que motivaron las protestas y que seguramente provocó la indignación de las bases.

Parece un montaje con complicidades que intentan “salvar” las imágenes de los gobernantes y ocultar los “negociados” donde algunos dirigentes de la Fraternidad fueron parte.

Como castigo a “la traición” a dos altos funcionarios del sistema pertenecientes al gremio en conflicto se los obliga a renuncian a sus cargos. Parece más un castigo a los cómplices que una medida de restructuración. En la lógica de los negocios se “los deja afuera” por bocones.

Este es el juego de la manipulación que termina en Tribunales.

¿Se animará el fiscal Delgado a analizar las verdaderas causas del conflicto en su totalidad? ¿Analizará el contexto?. Permitame el lector adelantarme. Creo que vamos a pensar igual. No lo creo, por más que se intente una “justicia legítima”.

sitio desarrollado en SPIP