Libertad y democracia sindical
“Nuestra prioridad es el blanqueo de los trabajadores”
Viernes 3 de enero de 2014, por Melissa Zenobi, Miguel Aguirre *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Cristian Grovas es el secretario General del Sindicato de Cadetes, Mensajeros y Motoqueros de Mar del Plata (SICAMM-CTA). En diálogo con ACTA se refirió a las luchas que dio su gremio a lo largo del año y las revindicaciones alcanzadas: “Se trata de un sector muy precarizado, la mayor parte de nuestros compañeros están en negro” explicó el dirigente.

Compartir este articulo:

El SICAMM se incorporó a la CTA cuando un Congreso de la Central votó por unanimidad la afiliación de trabajadores del sector privado. Este sindicato nuclea a trabajadores que desarrollan tareas de repartidores, mensajeros, caminantes.

“Venimos llevando una campaña de blanqueo por la cual hemos conseguido la regularización de muchos compañeros y también una campaña de afiliación que permitió que el sindicato crezca mucho”, contó Cristitan Grovas, secretario General del gremio.

Recientemente consiguieron el respeto por la libertad sindical en grandes empresas marplatenses. A la vez le fue reconocida la licencia gremial, más allá de que el sindicato no cuenta con personería gremial. “Aún no hemos sido reconocidos por el Estado, pero sí por la empresa. Y ese es un logro que hemos obtenido bajo la lucha en las calles, cara a cara con la patronal”, manifestó Grovas.

Al no haber tenido reconocimiento del Estado en primera instancia, los trabajadores debieron dar la pelea para que nos reconozcan nuestros patrones. Sobre ésto, el dirigente dijo: “Después de numerosas protestas conseguimos que nos conozcan, que en las mismas cámaras empresariales se debata sobre nuestra existencia”.

En acciones de unidad con otros sindicatos, tales como los pasteleros y empleados de comercio, consiguieron el pase a planta permanente de muchos trabajadores que se encontraban tercerizados y un aumento por cada hora de trabajo: “antes pagaban 18 y llevamos la hora a 40 pesos, lo cual implica una diferencia enorme en el bolsillo de los compañeros”.

A través del Observatorio del Derecho Social de la CTA, han conseguido formarse en relación a los derechos que deben serle reconocidos:

“Estamos muy agradecidos, nosotros no sabíamos nada . Este sindicato nace de la motivación mía y de otros compañeros después de haber tenido un accidente grave y no contar con ART, ni obra social, nada”, recordó Grovas. El SICAMM también consiguió el respeto y reconocimiento del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires.

“Valoramos mucho nuestra pertenencia a la Central y nos sumamos a cada lucha, convencidos de que si estamos todos juntos los resultados de las luchas van a ser mejores”, sentenció el dirigente.

* Equipo de comunicación CTA Autónoma
* Equipo de comunicación de la CTA Autónoma

sitio desarrollado en SPIP