Río Negro
La CTA denuncia penalmente a funcionarios de Allen
Martes 28 de octubre de 2014, por Corresponsalía Río Negro *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) denunció penalmente ‎a funcionarios de la Municipalidad de la ciudad de Allen y demandará civilmente a la comuna por un monto cercano a los dos millones de pesos, por la demolición ilegal de la vivienda de la familia Molina.

Compartir este articulo:

Es que el 17 de octubre pasado, personal municipal procedió a demoler la vivienda, sin que exista una orden para ello emitida por el Juzgado de Faltas, tal como lo indica el código de procedimiento municipal.

Esta demolición intempestiva se habría llevado a cabo por orden de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos de Allen y se realizó mediante la utilización de maquinarias municipales, a partir de la solicitud del señor Martín del Pino quien no reviste la calidad de propietario del inmueble en cuestión.

Cabe destacar que la vivienda es propiedad de Guillermina Molina, quien la compró en el año 1969 y en ningún momento solicitó tal demolición, en la que, además, perdió todas las pertenencias que se encontraban en el lugar.

Por esta situación, la central obrera conducida en la provincia por Rodolfo Aguiar y en Allen por Ester González, denunció penalmente al secretario de Obras y Servicios Públicos, Víctor Currumil, al director ‎de Obras y Servicios Públicos Nicolás Solano y al director de Defensa Civil Jorge Riffo. Los mencionados funcionarios deben responder penalmente, a partir de que su accionar negligente pudo tener como consecuencia la comisión del delito de daños, incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos y violación de domicilio.

Sin perjuicio de las responsabilidades penales, la CTA también entablará una demanda civil contra la Municipalidad de Allen, en concepto de resarcimiento por los daños y perjuicios materiales y morales que le ocasionaron a la familia. El monto a demandar se estima que rondará los $2.000.000.

"Es muy grave lo que ocurrió en Allen y sorprende la impunidad en el accionar de los funcionarios de la Municipalidad. Sin que existiera ‎una orden formal y violando todas las leyes, demolieron una vivienda que no era de su propiedad. Hechos como éste no se pueden dejar pasar. Estos funcionarios deben responder ante la justicia. Llegan a ocupar un cargo y se creen dueños de la Municipalidad, sin darse cuenta que deben ser servidores del pueblo", señaló Rodolfo Aguiar, Secretario General de CTA Río Negro.

Por su parte, Ester González, Secretaria General de la CTA Allen manifestó: "Esta CTA trabajará en la defensa incondicional de los derechos de todos los vecinos de la ciudad. Aquí se han querido apoderar de viviendas y lotes con un fin ilícito. Vamos a seguir este proceso hasta las últimas consecuencias".

sitio desarrollado en SPIP