Rio Negro
Una patota buscó amedrentar a compañeros que permanecían pacíficamente en Desarrollo Social
Miércoles 5 de noviembre de 2014, por Corresponsalía Río Negro *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Alrededor de 70 individuos con camperas de UOCRA ingresaron violentamente al edificio donde la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA) llevaba a cabo una permanencia pacífica con acampe.

Compartir este articulo:

ATE reclama ‎la inmediata reincorporación de los empleados despedidos sin causa justificada, que se ponga fin al sistema de becas en el Estado, el pase a la planta permanente, un bono de fin de año de 2.500 pesos en compensación de la inflación, y mayor presupuesto para hospitales, escuelas y programas sociales.

Sin presentación ni palabra mediante una barra ingresó a los empujones por el hall del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, ubicado en la intersección de las calles Belgrano y Buenos Aires (Viedma). Todo ante la mirada indolente, y hasta el saludo de parte de integrantes de las fuerzas de seguridad que custodiaban el ingreso.

Hay que resaltar que pocos minutos antes ATE había finalizado una conferencia de prensa en la que no sólo exponía sus reclamos, sino que a su vez informaba la decisión de abrir al público las puertas del Ministerio.

“Vinieron a intentar amedrentarnos”, afirmó Mario Muñoz, director del Departamento de Asuntos Municipales del CDN, quien se encuentra en Río Negro para respaldar a los compañeros en representación de la Conducción Nacional.

Al parecer, la patota se dirigió directamente al segundo piso del edificio ministerial, donde permanecieron cerca de una hora. “Inmediatamente llamamos al comisario y al fiscal Juan Pedro Montel, con quien veníamos dialogando”, relató Muñoz. Al instante, y casi como si alguien les hubiese ordenado, los pendencieros emprendieron la huida.

Sin lugar a dudas la situación generó, cuanto menos, desconfianza: “Queremos que las autoridades y la comunidad sepan que no nos podemos hacer cargo de lo que estos tipos pudieron haber hecho en el edificio”, lanzó el dirigente nacional de ATE.

De antemano, mala predisposición patronal

En el transcurso de la misma mañana se acercó a la referida cartera -donde los trabajadores permanecían pacíficamente- el fiscal Penal Juan Pedro Montel, quien ordenó labrar un acta con el estado de lugar y con todos los reclamos de los trabajadores.

También el comisario a cargo del operativo policial ‎informó a los manifestantes que el ministro Ricardo Arroyo había radicado una denuncia penal y que existía la posibilidad que se procediera a llevar adelante un desalojo por la fuerza.

Desde ATE se cuestiona que las cesantías dispuestas por el ministro Arroyo se hayan producido un día después que el Gobernador garantizara la continuidad de todas las fuentes laborales a partir de la renovación automática ‎de todos los contratos.

"Hemos decidido mantener la ocupación y hacemos responsables al Gobierno, a la Policía y a la Justicia Provincial por la integridad física de los trabajadores y trabajadoras que se encuentran en el interior del Ministerio, si se ordena un desalojo por la fuerza. ‎Los trabajadores necesitamos respuestas y no represión", señaló Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE y CTA Río Negro.

"Esperamos que prime la sensatez en el Gobierno y que no haya hechos que luego tengamos que lamentar todos los rionegrinos", adelantaba en un comunicado de prensa Aguiar.

sitio desarrollado en SPIP