" />
Día de las Personas con Discapacidad
Río Negro deberá aprobar la Ley de Cupo
Miércoles 3 de diciembre de 2014, por Corresponsalía Río Negro *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El 3 de diciembre es el "Día Nacional e Internacional de las Personas con Discapacidad", según lo declaró la Ley Nacional 25.346 del año 2000, en congruencia con lo dispuesto por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Compartir este articulo:

La norma invita a la reflexión y toma de conciencia sobre las oportunidades de inclusión, de promoción de la accesibilidad y la eliminación de todo tipo de barreras en nuestra sociedad para las personas con discapacidad.

"Alrededor de un 15% de la población mundial vive con algún tipo de discapacidad. Este día tiene como objetivo fomentar su inclusión en la sociedad promoviendo la igualdad de oportunidades. Para la CTA Autónoma es una ocasión para invitar a los legisladores provinciales para que Río Negro adhiera a la Ley Nacional 22.431 que puntualmente en su artículo 8 especifica que el 4% de los empleados estatales deben ser ciudadanos con alguna discapacidad", señaló Marlene Holzinger, Secretaria de Discapacidad de la CTA Río Negro.

La discapacidad es un concepto ecológico, ya que se define a partir de la relación de una persona con su contexto. Nuestra tarea es derribar aquellas barreras -arquitectónicas o de otra índole- que obstaculizan su auténtica inclusión social. Hay que avanzar hacia una edificación y arquitectura que no tenga únicamente como objetivo un sentido estético sino también un sentido y una actitud ética, debemos progresar hacia ciudades accesibles.

"Las personas con discapacidad han debido enfrentar un tratamiento hostil y plasmado de contradicciones basado en el desconocimiento de lo que ésta significa y cómo afecta a las personas y su entorno. Más allá de las singularidades de cada individuo, son los factores del contexto los que dificultan sus experiencias de vida. Son las barreras arquitectónicas, físicas, de acceso a la información, a la educación, al empleo y, sobre todo, lo relativo a las creencias y prácticas sociales, lo que provocan una situación de exclusión social", agregó la dirigente sindical.

"Las personas con discapacidad no son menos válidas (minusválidas), ni están impedidas, no son tontas (ni siquiera son ’tontitas’), no son oriundos de ningún país asiático, no están por debajo de lo normal (porque para eso habría que definir qué es normal), no representan un peligro mayor que los demás y sobre todo no deben ser objeto de ningún insulto o maltrato por el solo hecho de funcionar de otro modo", remarcó Holzinger y completó: "Algunas entidades han propuesto llamarlas personas con diversidad funcional, para poner énfasis en que no son menos personas que lo demás; sino que simplemente poseen características particulares, a la hora de moverse, procesar, percibir o comunicarse. Merecen la misma dignidad cualquier otra persona. Adaptar, suprimir las barreras, conocer y empatizar (sin pena ni lástima) es la mejor forma de respeto que podemos y debemos ofrecer. Ni son minoría, ni son algo ajeno. Se trata de usted y de mí, de aquí y ahora".

sitio desarrollado en SPIP