" />
Nueva etapa en la Central
Micheli: "No vinimos a tomar la casa por asalto"
Lunes 3 de enero de 2011
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Pablo Micheli, arribó hoy la sede nacional de la Central sita en la calle Piedras 1065 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para hacerse cargo de la conducción de la central sindical y aseguró que llegó "para ocupar el lugar" que le "corresponde".

Compartir este articulo:

Pablo Micheli llegó al edificio de la Central de Trabajadores de la Argentina pasado este mediodía y aseguró que desempeñará su rol de secretario general de la CTA dado que fue elegido para tal cargo legítimamente. “Acá no venimos a tomar nada por asalto, uno no toma su casa por asalto; venimos a ocupar lo que nos corresponde”, indicó.

Aunque Yasky ya no se encontraba en su oficina, aclaró que a él eso no le interesa. “A mí no me interesa la oficina, se la puede quedar. La secretaría va a funcionar en la oficina del fondo, donde estoy yo”, agregó.

El dirigente aseguró que hoy la personería jurídica de la central está en sus manos. “La Justicia nos marcó como la nueva conducción, por lo que asumo la responsabilidad jurídica”, indicó. Somos la nueva conducción de la CTA. No sólo ya lo dijo la gente con su voto sino que ahora lo refleja el fallo judicial", destacó.

Micheli declaró que las elecciones complementarias del 9 de diciembre fueron válidas y aseguró que las ganó por el voto de la gente, voluntad que debe respetarse. “Mientras el fallo de la Justicia esté vigente, la responsaibilidad de la CTA recae sobre mí”, aseveró.

Respecto a la ausencia de Yasky a pesar de haber amenazado con esperarlo junto a sus abogados para impedir que tome el control de la central, indicó que no le extraña dado que constantemente intenta evitar el diálogo y agregó que en caso que tenga alguna queja podrá manifestarla: “Él tiene un cargo de vocal dentro de la nueva conducción”.

“La actitud de Yasky es preocupante. Negar la validez de las elecciones habla más de su salud mental. Esto me obliga a tener que dar cuenta al juez Pascal, quien entiende en la causa”, continuó Micheli.

"(Hugo) Yasky se puede quedar con la oficina, para mí eso es secundario", manifestó el dirigente, quien consideró "una descortesía" que su rival en las elecciones se haya retirado del edificio para no toparse con él.

En declaraciones a la prensa, en la sede de la calle Piedras 1065, del barrio porteño de San Telmo, Micheli enfatizó: "No venimos en términos de violencia porque es nuestra casa; uno no toma la casa suya por asalto, venimos a ocupar el lugar que nos corresponde".

"Somos la nueva conducción de la CTA. No sólo ya lo dijo la gente con su voto sino que ahora lo refleja el fallo judicial", destacó.

Micheli sostuvo que "como secretario general asumo la responsabilidad jurídica" de la central obrera y advirtió que Yasky, al irse antes de su llegada, "hizo lo de siempre: esquivar la posibilidad de diálogo".

Por ultimo, negó la posibilidad de que haya dos centrales.

Fuente: Agencia DYN y Agencia NA

sitio desarrollado en SPIP