Misiones
El Ministerio de Trabajo constató trabajo esclavo en Caraguatay
Lunes 31 de enero de 2011, por Alicia Rivas Zelaya *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El martes pasado una inspección del Ministerio de Trabajo comprobó las irregularidades denunciadas por el Sindicato de Tareferos en un predio de la Compañia La Misionera. “Nos llamó la atención que días después de la denuncia siguieran estando en ese lugar”, reconoció Juan Carlos Agulla, Subsecratario de Trabajo de la Provincia. El sindicato exige que todos los responsables sean sancionados.

Compartir este articulo:

Un grupo de inspectores llegó el martes por la mañana al ex secadero de la empresa “Compañía La Misionera S.A.”, lugar donde se encontraron con una cuadrilla de tareferos contratados por Simón “Lolo” Martínez cosechando la materia prima que después sería comprada por una empresa subsidiaria de Las Marías. Allí pudieron constatar las múltiples irregularidades denunciadas por el Sindicato de Tareferos, Trabajadores Eventuales y Desocupados de Montecarlo, Misiones, organización sindical alineada en la CTA, la semana pasada.

“Los inspectores llegaron el martes al lugar y la verdad creímos que con la difusión que tuvo la denuncia no íbamos a encontrar ningún campamento, por eso nos sorprendió llegar y comprobar la situación ilegal en la que están estos trabajadores”, sostuvo Juan Carlos Agulla Subsecretario de Trabajo de la Provincia.

El funcionario confirmó la presencia de unos 16 trabajadores que permanecían en el predio de La Misionera en condiciones infrahumanas, tal como se describe en la denuncia difundida por el Sindicato. Tanto el contratista como el propietario del yerbal fueron intimados al cumplimiento de las normas laborales y “recibirán las sanciones que corresponda”, anticipó Agulla sin especificar las características de la misma.

En el Ministerio de Trabajo se instruirá un expediente administrativo para investigar las irregularidades detectadas en Caraguatay y las responsabilidades tanto del contratista como de las empresas para las que cosechaban estos tareferos. “Si es necesario vamos a pedir habilitar feria para investigar”, destacó el subsecretario.

“No queremos ser más esclavos”

Desde el Sindicato de Tareferos, su titular Cristóbal Maidana valoró la valentía de los trabajadores que se animaron a denunciar estas condiciones a pesar de las presiones recibidas y del temor que tienen de perder la fuente laboral.

“Estamos muy agradecidos a los medios de comunicación que nos escucharon y gracias a eso podemos decir que por lo menos hubo una inspección”, remarcó Maidana y agregó que es un gran esfuerzo para este Sindicato, en formación, encarar este tipo de denuncias. “Acá hacemos todo a pulmón pero con mucha honestidad, mucho compromiso y el valor de la gente para denunciar y poner la cara porque no queremos ser más esclavos”.

Maidana reiteró la necesidad de que el Ministerio de Trabajo tenga una política de control efectiva y continua en la actividad yerbatera, “los trabajadores no podemos seguir denunciando solos la esclavitud que estamos viviendo”, sostuvo.

Un poco de historia

En marzo del 2010 tras varias jornadas de protesta que incluyeron cortes de ruta, huelgas de hambre y una amenaza de no inicio de cosecha, funcionarios del gobierno provincial y representantes de organismos de control llegaron hasta Montecarlo para discutir las condiciones mínimas que reclamaban los tareferos para comenzar la zafra más importante del año.

En ese marzo del 2010, la reunión terminó con un compromiso del gobierno provincial de efectivizar los controles del Ministerio de Trabajo y de la Dirección General de Rentas con el objetivo de combatir el trabajo en negro, verificar las condiciones laborales –higiene y seguridad, cumplimiento de los haberes estipulado por ley-, perseguir la evasión fiscal y terminar con la estafa de los vales –anticipos que entregan los contratistas- y que los trabajadores deben consumir en la Cooperativa Agrícola de Montecarlo a mucho menos del valor nominal.

Participaron de ese encuentro en representación del gobierno provincial, Roberto Chas Roubineau, Sub secretario de Asuntos Municipales; Ricardo Canteros, Sub Director General de Rentas; Ramón Orlando Florentín, Sub Secretario de Capacitación y Empleo del Ministerio de Trabajo; Julio Cesar Marturet, Sub Secretario de Acción Cooperativa y Mutual y la intendente local Elba Auzmendi.

Por los trabajadores estuvieron los delegados del Sindicato, su asesora legal, la Dra. Roxana Rivas y Rubén Ortiz por la CTA y el Movimiento Social de Misiones.

Ramón Florentín en representación del Ministerio de Trabajo comprometió esa tarde la llegada de inspectores de su área hasta “las empresas y los yerbales para verificar el blanqueo del personal, higiene y seguridad y los haberes”.

Desde el Sindicato denunciaron que esas promesas no se cumplieron y esperan que esta vez los controles se efectivicen. “El Ministerio de Trabajo sigue estando ausente, las inspecciones no se realizan o son claramente insuficientes o de lo contrario no estaríamos aún hoy ante la presencia de trabajo esclavo en los campamentos que están cosechando hoy la yerba”, advirtió Rubén Ortiz secretario Adjunto de CTA Misiones.

* Equipo de Comunicación de la CTA Misiones

sitio desarrollado en SPIP