" />
Mega Causa ESMA
Carlos Loza: "Todos fuimos víctimas y todavía estamos pagando las consecuencias"
Lunes 4 de abril de 2016, por Inés Hayes, Miguel Aguirre *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Este lunes terminan los alegatos de la querella en la Megacausa ESMA, en la que están acusados 55 represores. Se trata de la causa con mayor cantidad de personas imputadas y de querellantes. ACTA habló con Carlos Loza, querellante detenido desaparecido y delegado de ATE: "La memoria no se puede construir sin la verdad. Esto fue un ataque a toda la sociedad, víctima fue toda la sociedad, a algunos nos tocó estar en el centro clandestino, pero víctimas fuimos todos, de alguna u otra manera. Nos quieren hacer creer que hay un grupo de víctimas y una mayoría que no fue víctima, todos somos víctimas y todavía estamos pagando las consecuencias".

Compartir este articulo:

-Contanos Carlos sobre cómo se están desarrollando los alegatos

- Este juicio empezó el 28 de noviembre de 2012, o sea que lleva casi tres años y medio y en este juicio comenzó la acusación contra 68 represores, de los cuales ahora quedan 55 porque algunos se murieron y otros por cuestiones de salud fueron apartados y lo más importante es que son enjuiciados por 789 casos de compañeros, de chicos nacidos en cautiverio y ahora estamos en la parte de los alegatos. Es la parte en que las querellas acusan a los represores, ya lo hicieron la fiscalía y las otras cuatro querellas. Yo pertenezco también a la Asociación de Detenidos Desaparecidos en la querella de Justicia Ya. Estamos ahora desarrollando nuestro alegato. Estamos acusando por genocidio, que es a figura que se corresponde con la gravedad de los delitos y en la Esma se dieron las cosas más escabrosas: las maternidades clandestinas.

-¿Hay alguno de los represores más conocidos enjuiciados?

- Sí, Acosta, Astiz, Cavallo.

-¿Estas personas están detenidas, en qué condiciones?

- Están detenidas en la cárcel, en Marcos Paz y en Ezeiza. Pero no todos de los 55, sólo una mitad de ellos, algunos están con prisión domiciliaria y otros ni siquiera eso, pueden andar en la calle hasta que esté la condena firme. Evaluamos que después de esto vienen los alegatos de la defensa y probablemente a mitad de año esté la condena. Por supuesto que hemos pedido para la mayoría de ellos cadena perpetua.

-¿Qué valoración hacen del juzgado, de los fiscales?

- Lo importante de esto es que la primera vez que se unifica un juicio, que no hay fragmentación como en otros juicios como en Campo de Mayo por ejemplo que se tratan pocos casos por pocos represores, entonces los mismos compañeros se la pasan en los tribunales. El Tribunal tendría que trabajar más rápido pero bueno han tenido la voluntad de hacerlo.

-¿Qué particularidad tiene el juicio en la Esma?

- Es la causa más grande de la historia argentina y del mundo donde hay tantos represores, acusados por tantos compañeros.

-¿Solo militares hay involucrados?

- No, eso es lo importante. Hay dos civiles, un abogado que es Torre de Tolosa, amigo de Acosta. Pero hay un acusado muy especial que es Juan Aleman, un hombre del poder económico, el segundo de Martínez de Hoz. Este fue un golpe de clases dominantes sobre el pueblo, no fueron militares atolondrados y enfervorizados sino que cumplieron con un mandato del poder económico que es el que contrajo la deuda externa que nunca se investigó y el que desindustrializó al país y el que hizo una desintegración social.

-¿Qué esperás vos en términos personales?

- Lo de la justicia ya llega muy tarde porque la mayoría están muy viejos pero lo que nosotros queremos es dejar como legado, como Asociación de Detenidos Desaparecidos y los sobrevivientes que se toma como el elemento fundamental para la acusación, queremos ejercer el principio de solidaridad intergeneracional. No solo tenemos el derecho sino que tenemos la obligación de que esto se haga público y que se tenga una visión de que fueron destruidos colectivos que todavía no hemos reconstruido. Estos colectivos construían valores como la solidaridad, la justicia. Cada expresión de lucha generaba un relacionamiento social que permitía que el tejido social fuera más fluido, más grande, que se interconectara. La dictadura vino a liquidar finalmente esto y se llevó puesto prácticamente los mejores, las mejores expresiones de solidaridad y de justicia. Más que nada tratar de construir una voz distinta para la verdad y la memoria. La memoria no se puede construir sin la verdad.

Esto fue un ataque a toda la sociedad, víctima fue toda la sociedad, a algunos nos tocó estar en el centro clandestino, pero víctimas fuimos todos, de alguna u otra manera. Nos quieren hacer creer que hay un grupo de víctimas y una mayoría que no fue víctima, todos somos víctimas y todavía estamos pagando las consecuencias. La deuda externa es una muestra de esto. Y el que hoy estén en el poder ejerciendo los mismos sectores económicos que dieron el golpe de Estado en el 76 es una muestra de eso. Nosotros mostramos un cuadro de funcionarios del Ministerio de Economía y quienes ocupaban todos los cargos en los bancos del Estado y los demás lugares y nos vamos a dar cuenta que son los mismos que están gobernando hoy, los mismo que colocaron sus funcionarios otra vez.

* Periodista de la Secretaría de Comunicación de la CTA Autónoma
* Equipo de comunicación CTA Autónoma

sitio desarrollado en SPIP