Integración regional
Por la autodeterminación de Haití
Martes 1ro de febrero de 2011, por Prensa Constituyente Social *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En el marco de la Campaña Integración Regional, una de las cuatro que integra el programa de acción de la Constituyente Social, sectores juveniles pintaron las paredes de la Capital Federal y el conourbano bonaerense bajo el lema “Fuera la ocupación militar de la ONU en Haití”.

Compartir este articulo:

De esta manera, los jóvenes por la Constituyente Social han puesto en marcha una campaña tendiente a concientizar y llamar la atención de la población acerca del proceso de sometimiento y humillación al que viene siendo sometido desde hace décadas el hermano pueblo haitiano.

La actividad se potenciará luego del Primer Encuentro de la Juventud de la CTA que tendrá lugar el 26 de febrero y que, en su temario, tiene previsto incluir la masificación en todo el país de esta campaña de propaganda y agitación para denunciar la opresión en Haití.

Ahora, para colmo de males, y como demostración de la saña con la que se maneja el Imperialismo para desbaratar cualquier salida que consulte el interés popular y nacional en Haití, acaba de regresar a ese país el dictador Jean Claude Duvallier con la venia de las principales potencias del mundo.

La presencia en Haití de “Baby Doc" expone a ese país a una mayor turbulencia política y agrava la tensa situación política reinante tras las controvertidas elecciones generales, cuyos resultados aún están pendientes de divulgar. Duvalier debe ser enfrentado con todo el peso de la ley para que se haga justicia. Su mera presencia en Haití es una bofetada a la vigencia de los derechos humanos y un acto de provocación orquestado por el Imperio para profundizar la dependencia de esa castigada Nación.

Cabe consignar que la Organización de las Naciones Unidas mantiene en Haití un contingente de "fuerzas de paz" de más de 32.000 efectivos uniformados, que con la excusa de la ayuda humanitaria funcionan como policía colonial. Entre otros agravantes debemos mencionar que esta fuerza internacional está compuesta por tropas militares y policiales de Argentina, Brasil, Bolivia, Uruguay, Ecuador, Guatemala y Perú, entre otros.

Según el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, sólo en el primer año de despliegue de las tropas de ocupación de Naciones Unidas murieron 1.200 civiles por actos de violencia.

Repudiar el genocidio

"Llama la atención que las izquierdas latinoamericanas, que con justeza denuncian las guerras imperiales en Irak y Afganistán, no estén haciendo lo mismo con el genocidio que se está produciendo en Haití.

En menos de dos años las tropas de la MINUSTAH (Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití) provocaron tres masacres en Cité Soleil, barrio periférico de Puerto Príncipe.

Según innumerables testimonios, fotográficos y en video pero escasamente difundidos por los medios comerciales, las fuerzas de ocupación ingresaron con blindados al barrio más pobre de la isla apoyados por helicópteros artillados.

Por lo menos en dos ocasiones, el 6 de julio de 2005 y el 22 de diciembre de 2006, dispararon sobre la población civil desarmada provocando decenas, sino cientos, de muertos.

Muchos murieron en sus precarias viviendas donde se habían refugiado de los cascos azules, quienes teóricamente estaban ahí para protegerlos.

Que las tropas de la ONU estén integradas mayoritariamente por países que ostentan gobiernos progresistas es otro agravante para esta ocupación insultante".

Cabe señalar que además de la Campaña de Integración Regional, conforman la espina dorsal de la propuesta de una Asamblea Constituyente Social las siguientes campañas: Distribución de la Riqueza; Soberanía sobre nuestros Recursos Naturales y Democracia Participativa.

* Equipo de Comunicación de la Constituyente Social

sitio desarrollado en SPIP