Río Turbio, Santa Cruz
“Esta mina que es necesaria y que hace bien depende de nuestra voluntad”
Viernes 15 de abril de 2016, por Prensa ATE *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

A días de haber vencido el plazo que el ministro de Modernización, Andrés Ibarra diera para evaluar la “viabilidad” de la empresa estatal Yacimiento Carboníferos de Río Turbio, la conducción nacional de ATE viajó a la bocamina ubicada en Santa Cruz, para participar, el miércoles pasado, de una asamblea con los trabajadores mineros.

Compartir este articulo:

“El primer recurso necesario para hacer realidad el sueño de que esta mina produzca a pleno, es la voluntad de cada uno de nosotros. Necesitamos también el informe de trabajadores y técnicos. Y aun así, quizás, no lo convenzamos a ese gerente multinacional, cuya opinión tiene que ver con los intereses que defiende”, manifestó durante la asamblea el secretario General de ATE, Hugo Godoy, apuntando al ministro de Energía Juan Aranguren.

“Mediante los grandes medios de comunicación intentarán convencer a la gente de que ustedes no trabajan y que la mina no produce. Tendremos entonces que convencer nosotros a la sociedad argentina de lo contrario. Habrá que movilizar a todo el pueblo de la cuenca carbonífera y de la provincia para que nos acompañe”, agregó el dirigente.

La presencia de la máxima representación de la conducción nacional del sindicato en la bocamina del Yacimiento Carbonífero de Río Turbio se enmarca a pocos días de vencido el plazo que el 10 de febrero pasado diera el ministro de Modernización Andrés Ibarra, para evaluar la “viabilidad” de la empresa estatal que emplea a más de 2700 trabajadores. Esta tarea quedó en manos del interventor Faruk Zeidan y la Sindicatura General de la Nación.

“Este gobierno propagandiza sin eufemismos de echar trabajadores públicos. Sin todavía haber asumido, Aranguren dijo que el proyecto de Río Turbio era inviable. ¿Saben quién se beneficia con la producción de energía a carbón? El pueblo argentino. ¿Saben quién se beneficia con la producción de energía a gas? Las transnacionales de la industria petrolera”, respondió el Secretario Adjunto de ATE, Julio Fuentes.

Asimismo el dirigente informó que la fábrica militar de Río Tercero no proveerá más de insumos a YCRT, como históricamente hizo. Por decisión del gobierno nacional, importará material de España en desmedro de la mano de obra argentina. A su lado asentía el secretario General de ATE Río Tercero, Córdoba, Cristian Colman.

En otro tramo, Hugo Godoy les recordó a los jóvenes presentes que “si esta mina está abierta, es porque hubo trabajadores que pelearon. Si la usina que produce energía fue fabricada, es porque hubo trabajadores que la propusieron”. En un mismo sentido, el delegado minero Cristian Gordillo recordó la lucha que libró ATE durante los ’90 para evitar la privatización del yacimiento, que sólo logró ser licitado a Taselli hasta 2002, cuando finalmente fue recuperado por el Estado. Habló de corte de rutas, de la toma de la Cámara de Diputados en Río Gallegos, de las movilizaciones, de las huelgas de hambre en Santa Cruz y Buenos Aires, del enfrentamiento con grupos de choque y hasta de los golpes de puño de los guardaespaldas del entonces gobernador Néstor Kirchner.

En noviembre pasado, el bloque de senadores del Frente para la Victoria eludió prestar quórum para votar el proyecto de ley que tenía ya media sanción en Diputados: la creación de Yacimientos Carboníferos Fiscales Sociedad del Estado, que unificaría en una misma figura jurídica la producción de carbón de YCRT y la usina que la convierte en energía. “Por esos días más de cien mineros fuimos a Buenos Aires, acompañados por dirigentes del Consejo provincial de ATE Santa Cruz y el Consejo nacional. Tuvimos que escuchar decir a una persona que la mina no tenia viabilidad de seguir adelante”, dijo durante el acto el secretario General de ATE Río Turbio, Cristian Oliva.

“Hoy la empresa nos quiso cerrar el acceso y nos cortó la luz. Están preocupados porque aquí no haya mil compañeros, evitando salir en los medios nacionales. Porque cuando ATE se planta en la calle, la patronal comienzan a tener miedo”, agregó a modo de advertencia.

En definitiva, el futuro de la mina, la estabilidad laboral de los mineros y una buena cuota de la soberanía energética queda en manos de los trabajadores y su capacidad de convencimiento a la sociedad. El de Río Turbio es el único yacimiento que explota recursos no renovables operados por el Estado. El resto está en manos privadas.

Fuente: www.eltrabajadordelestado.org

* Equipo de Comunicación de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA)

sitio desarrollado en SPIP