Tierra del Fuego: Puja redistributiva
Ariel Bugliollo: “Estamos resistiendo a un paquete de leyes que no vamos a permitir que se apliquen”
Martes 26 de abril de 2016, por Miguel Aguirre *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

ACTA dialogó con Ariel Antonio Bugliollo, Secretario General de la Seccional de Ushuaia del Sindicato de Luz y Fuerza de la Patagonia y Secretario Regional de Política Energética del Sindicato de Luz y Fuerza Patagonia. El representante de la Unión de Gremios de la Provincia de Tierra del Fuego, que está compuesta por 23 gremios de origen estatal, se refirió a la crisis que vive la provincia y la movilización popular contra el paquete de leyes antipopulares y de ajuste salvaje.

Compartir este articulo:

-¿Qué es lo que está en disputa en Tierra del Fuego?

- El conflicto tiene origen en un paquete de leyes que fueron sancionadas en enero por la Legislatura de la provincia. Un paquete cerrado que no fue consultado ni con los trabajadores ni con el pueblo en general, que tenía como excusa la crisis previsional que tenía la provincia.

-¿En qué perjudican concretamente a los trabajadores estas leyes?

- Estamos resistiendo a un paquete de leyes que no vamos a permitir que se apliquen, ya que es un ajuste brutal. Ataca directamente a la inmensa mayoría de los habitantes y ataca la autarquía de los municipios de Ushuaia y Río Grande, ya que hasta ha cambiado la agencia recaudadora. Teníamos la Dirección General de Rentas y ahora tenemos una agencia recaudadora fueguina que lo único que hace es intentar recaudar para la caja de la provincia quitarle todo los beneficios que en su momento tenía a favor el trabajado, aplicando incluso nuevos impuestos compulsivos. Por ejemplo, han aplicado un aporte “solidario” que de solidario no tiene nada porque no fue consultado el pueblo en su momento, o a los taxistas que se les aplican tres puntos porcentual más de lo que habitualmente tributaban.

Lo que hace a la autarquía del municipio, se han quedado con el impuesto inmobiliario, con el patentamiento de vehículos, aplicándole un aumento de entre el 300% y el 600% y aún más. Quitándole además autarquía a entes como la Dirección Provincial de Energía.

-¿Cuáles serían las consecuencias para los jubilados?

- Además de la ruina y pérdida de autonomía de los municipios, a los jubilados le han puesto incluso un tope y a partir de ahí un descuento, del 16% para aquellos que cobran arriba de los $40.000. Además, nos han cambiado la condición jubilatoria a todos los trabajadores -aparte de habernos aplicado este aporte compulsivo mal llamado solidario- y han tirado por tierra todos los derechos que nosotros teníamos, derechos que se han logrado con esfuerzo y con sacrificio de todos los trabajadores y que a este gobierno del Frente para la Victoria no le ha importado ni un poquito en destruir.

-¿Qué diferencias hay entonces con el FPV y el Macrismo?

- No se hasta dónde hay diferencias entre Macri y el gobierno del Frente para la Victoria de Tierra del Fuego. En los últimos días han recibido en el respaldo del ministro Frigerio y también del ministro Bulrich y creemos entonces que está todo acordado. Es evidente que este gobierno del Frente para la Victoria está mutando hacia al Macrismo.

-Esto generó la reacción de toda la provincia.

- De los trabajadores estatales inicialmente y hoy, con más de los 50 días que ya llevamos de lucha, se han incorporado los trabajadores privados que están empezando a sentir también el impacto de la ley y la recesión económica que conlleva. Tierra del Fuego sobre todo la capital Ushuaia se maneja mayoritariamente por el ingreso de los estatales; el estatal vive ahí y gasta ahí, además de los ingresos por el turismo y por las fábricas. Esos son los tres ingresos fundamentales que tiene la provincia de Tierra del Fuego y hoy estamos sintiendo, más allá del paquete de leyes, el impacto que significa la crisis de los estatales.

-Después de 50 días, ¿Hasta donde dan las fuerzas para seguir?

- Las fuerzas están intactas y los compañeros decididos a resistir. A pesar del esfuerzo que significa estar en las calles, estamos dispuestos a seguir. Estamos muy fuertes. La unión de gremios conformados está compuesta por 23 organizaciones de todas las ramas. Seguimos fuerte con esta lucha.

-¿Qué esperan conseguir? ¿Cuál es la victoria a alcanzar?

- La derogación de estas leyes. No estamos mirando para otro lado. Lo que tiene que ver con paritarias y con todas las demandas que cada organización tiene se disputará después y sectorialmente, cada uno con su propio gremio y desde su propio ámbito. Queremos la derogación de las leyes y que nos sentemos todos nuevamente a discutir de leyes que les haga bien a todos los fueguinos y no sólo al gobierno y su necesidad de caja. Porque ya los trabajadores estamos cansados de ser la variable de ajuste, frente al despilfarro del gobierno.

* Equipo de comunicación CTA Autónoma

sitio desarrollado en SPIP