Acciones en Argentina
Días cruciales para la creación del Estado palestino
Jueves 15 de septiembre de 2011, por Mariano Vázquez, Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Organizaciones sociales, entre ellas la CTA, participaron este lunes de un encuentro en la Embajada Palestina en Buenos Aires para planificar acciones hacia el martes 20 de septiembre, que podría ser una fecha crucial en la larga historia del conflicto árabe-israelí.

Compartir este articulo:

Ese día, el presidente de Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas, pediría ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que los territorios palestinos sean reconocidos como un Estado con las fronteras previas a la ocupación israelí de 1967 y así convertirse en el país número 194.

Ante la inminencia de una fecha que podría ser histórica, representantes de organizaciones sociales argentinas fueron convocadas a la sede de la Embajada Palestina en la Argentina para planificar acciones en apoyo al reconocimiento de Palestina como nación. Fueron recibidos el lunes por la tarde por el embajador Walid Muaggat, y representantes del Comité Argentino de Solidaridad y la Federación de Entidades Argentino-Palestinas (Fearp).

Al respecto se acordó realizar una conferencia de prensa el lunes 19, en la sede diplomática del país árabe, ubicada en la calle Riobamba 981, de la ciudad de Buenos Aires y, al día siguiente, una marcha a las 16.30 desde la Plaza Houssay, en avenida Córdoba y Junín, hacia la oficina de la ONU en el país, en Junin al 1900.

El representante diplomático dejó en claro que una solución bilateral al conflicto con Israel ya no es viable porque “el proceso de paz lleva ya 18 años sin soluciones” en el cual éste “se negó a cumplir con sus obligaciones y utilizó el concepto de la fuerza de manera unilateral con actos ilegales”, además que los Estados Unidos siempre “defienden cualquier acción de Israel”.

“Esto -explicó- nos hace tomar la decisión de ir a las Naciones Unidas: queremos un cambio, queremos poder negociar con Israel como un Estado miembro, por eso pedimos el respaldo del pueblo argentino en esta demanda tan justa”.

La Argentina ha sido uno de los más de 120 países, que incluye a casi toda América Latina, que han reconocido al Estado palestino.

Muaggat enumeró las situaciones de hostigamiento que a diario sufre el pueblo palestino como el asentamiento de colonos judíos en sus territorios y el desplazamiento de la población autóctona, “la construcción del muro del Apartheid a pesar de que la Corte Internacional de La Haya exigió su desmantelamiento; la anexión de la parte árabe de Jerusalem con el objetivo de provocar cambios demográficos y topográficos; la confiscación de propiedades y recursos naturales, en especial el agua”.

Relató el aislamiento de ciudades, aldeas y pueblos y lo comparó con la actitud de la "Alemania nazi con el ghetto de Varsovia” porque están “enjaulados mediante puertas y torres de control” o el “ encarcelamiento arbitrario bajo la llamada decisión administrativa que está al margen de los derechos elementales” como “la autorización por parte de la Corte Suprema de Justicia para torturar a ciudadanos palestinos, obstaculizr la libre circulación de bienes y personas, armar a los colonos, quemar las cosechas”.

También denunció Muaggat la prohibición que recae sobre los palestinos para “reparar, construir, hacer refacciones o ampliaciones en sus casas sin autorización municipal”.

Por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) participó el secretario de Relaciones Internacionales de ATE, Rubén Garrido, quien destacó “la transversalidad en el apoyo a la causa palestina”.

La normativa indica que Palestina se convierta en un Estado miembro con pleno derecho, el Consejo de Seguridad debe aprobar y recomendar la medida a la Asamblea General. El previsible poder de veto de los Estados Unidos obliga a que consiga dos tercios de los votos, es decir 128 países, lo que elevaría su estatus de entidad observadora a Estado observador, casi equivalente a la posición de el Vaticano.

Esto le permitiría acudir a agencias de financiamiento de la ONU, como la Unesco, Unicef y la Organización Mundial de la Salud, entre otras.

Por su parte, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, califica la petición palestina como una "violación" a los acuerdos firmados entre las dos partes y aboga por un regreso a la mesa de negociación como la única salida viable al conflicto.

* Equipo de Comunicación de la CTA Nacional
* Equipo de Comunicación de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la CTA

sitio desarrollado en SPIP