Mar del Plata
Los trabajadores jubilados no aflojan
Martes 27 de septiembre de 2011, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Héctor Arozena es miembro de la Mesa de Jubilados y Pensionados de la CTA Mar del Plata. A 107 años de la sanción de la primera ley de jubilación, el gastronómico jubilado plantea la necesidad de avanzar en aumentos que les garanticen “una vejez digna” y pide a los trabajadores en actividad que los acompañen en esa lucha.

Compartir este articulo:

El 20 de septiembre de 1904 se sancionó la primera ley 4349 de jubilación, correspondiente a los trabajadores estatales. Desde entonces quedó establecido como el Día del Jubilado.

En Mar del Plata se estima que son cerca de 150 mil los hombres y mujeres de la tercera edad. Muchos de ellos se encuentran abocados a la lucha: pelean por una jubilación digna que al menos se asemeje al salario vital y móvil y reclaman -de manera incansable- el 82 por ciento móvil, de acuerdo a la misma categoría, cargo o función del trabajador activo.

Héctor Arozarena tiene 82 años y los lleva con orgullo. Es parte de la mesa de jubilados y pensionados de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y toma la palabra en la conferencia de prensa que se convocó en la Casa de la Central. No habla de jubilados a secas, sino de “trabajadores jubilados”, como queriendo retener los derechos que se perdieron al dejar la actividad.

Primero lo primero

Héctor reivindicó la primera ley lograda en 1904: “Esto fue producto de la lucha de los trabajadores de esa época, no fue obsequio de ningún gobierno en particular. Los trabajadores tenían la necesidad, al haber terminado su ciclo laboral activo, de contar con una jubilación que garantizara por lo menos una vejez digna”.

“Con los años -sumó- se fueron sucediendo las principales cajas jubilatorias: ferroviarios, gráficos, comercio, bancarios. En 1946 comienza la mayor cantidad de cajas jubilatorias del país. Después se creó el Instituto de Previsión Nacional”.

El gastronómico, que lleva casi dos décadas fuera de la actividad, planteó que la lucha de los jubilados –por conquistar el 82 por ciento móvil, en su misma categoría, cargo y función del activo- debe estar acompañada por los trabajadores en actividad. “Si los trabajadores no nos acompañan, de acuerdo a lo que se está observando en el orden mundial, prácticamente no van a existir jubilaciones. Habrá alguna pensión a la vejez, que seguramente no cubrirá las necesidades mínimas de los jubilados”, comprendió.

Enseguida, destacó: “Desde la Central de Trabajadores de la Argentina -esto lo tengo que destacar con mayúscula- a partir de 1991, fue la primera Central que tomó el tema de los jubilados como un requerimiento y una conquista de los trabajadores. A partir de ahí se empezó a luchar por el 82 por ciento móvil. Yo recuerdo un acto que se hizo frente al Congreso. Se juntaron un millón y medio de firmas para que no pasara la creación de las AFJP”.

Vivir con 46 pesos diarios

La jubilación mínima está en 1400 pesos. “Si nosotros tomamos como base, que se ha discutido y se ha logrado un salario mínimo vital y móvil de 2400 pesos, aspiramos a que las jubilaciones mínimas estén relacionadas con este salario vital”, consideró Héctor. Y a continuación planteó: “Yo les preguntaría honestamente a cualquier funcionario de Anses o cualquier ministerio de gobierno, si considera que un jubilado puede vivir con 46 pesos por día. Si la solución de los jubilados pasa por ahí, no es lo que corresponde ni lo que establece la ley ni el artículo 14 bis de la Constitución”, arremetió.

“Tenemos propuestas”

“Los jubilados tenemos propuestas”, aseguró. En este sentido, recordó que entre los muchos proyectos que se presentaron en el Congreso, uno tenía el consenso de organizaciones de jubilados y trabajadores. “Entró en minoría, es el expediente 1418, donde se establece con claridad de dónde saldrían los recursos para pagar el 82 por ciento, que tiene que ver con la modificación de los proyectos que tienen los gobiernos con respecto a de dónde salen los recursos, y por qué no se quiere tocar lo que desde el año 1993 se sacó de los aportes patronales”.

“Los patrones -explicó- aportaban el 16 por ciento y hoy están en un 7. No hay justicia en ese sentido, los trabajadores activos siguen pagando el 8 por ciento”. “Es necesario debatir una nueva ley previsional”, subrayó.

A su lado estaba Leopoldo Flores, también de la mesa de jubilados de la CTA. El planteó aquello que anuncia el volante que prepararon: “Los recursos de la Anses son patrimonio de los jubilados y trabajadores y deben servir prioritariamente para asegurar un nivel de vida digno para sus beneficiarios. Nos oponemos a que esos recursos se utilicen en forma arbitraria para salvar empresas”.

Consultado por cómo tomaron que tras la estatización de las AFJP, esos fondos sean utilizados en otras cuestiones, al mismo tiempo que se niega el 82 por ciento móvil, Arozarena dijo: “Ya en esa época, que no queríamos que aparezcan las AFJP, estábamos peleando por la creación de un nuevo Instituto, que es la única garantía que puede existir. A través de los aportes de los trabajadores en actividad y los jubilados, son los que tienen que prácticamente dirigir, tanto las obras sociales como el instituto”.

El jubilado gastronómico afirmó: “El Instituto Nacional de Seguros Sociales para Jubilados y Pensionados es nuestra obra social”. “Después de tantos años de la creación del Instituto, ni los jubilados ni los trabajadores hemos tenido prácticamente participación en el manejo de nuestra obra social. ¿Por qué las obras sociales están manejadas por los dirigentes sindicales y por qué nosotros no podemos manejar nuestra propia obra social? ¿Por qué no existe la garantía de que los trabajadores en actividad y lo jubilados participemos de Anses o el nuevo instituto que queremos formar?”, interrogó Héctor.

“Lo que estamos pidiendo no es nada de otro planeta. Queremos participación para saber cómo se manejan los fondos”, sostuvo. “Con una jubilación mínima de 1400 pesos -reparó- no creo que solucionemos el problema de los jubilados”.

Todos invitados al foro

El próximo jueves 29 de Septiembre de 2011, a las 18 hs., se realizará el Foro de la Seguridad Social provincial, en la sede de la Asociación Judicial Bonaerense, situada en Sarmiento 2670. “Queremos aprovechar para invitar a todos los jubilados y pensionados, a todos los centros que sabemos que hay muchísimos, a las organizaciones vecinales. Esto no lo vamos a resolver un grupo de jubilados, sino que tenemos que estar todos comprometidos, a discutir, a saber lo que está bien y lo que está mal, lo que corresponde o no corresponde”. “Es la única manera de fortalecer las instituciones y la lucha de los jubilados”, sostuvo.

Además, convocó a los interesados e interesadas a participar de la mesa de jubilados y pensionados que funciona en el local de la CTA, 9 de Julio 3581, cada miércoles a las 16.

Fuente: Redacción El Atlántico

* Equipo de Comunicación de la CTA Nacional

sitio desarrollado en SPIP