" />
Son 30 mil y fue un genocidio
"Condenados": La resistencia de los prisioneros en los Pabellones de la Muerte
Sábado 25 de marzo de 2017, por Prensa ATE *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En vísperas del 24 de marzo, se proyectó el jueves en el Anfiteatro del Hotel Quagliaro de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA) la película "Condenados", sobre los presos políticos de la dictadura.

Compartir este articulo:

La película de Carlos Martínez, quien fuera uno de los presos de la Unidad 9 de La Plata durante la última dictadura cívico-militar de la Argentina, muestra las vicisitudes por las que tuvieron que atravesar los condenados de los Pabellones 1 y 2, donde se encontraban los militantes de Montoneros, y los del PRT-ERP.

Antes de comenzar la proyección del film, el Director del Departamento de Cultura de ATE Nacional, Walter Oliverio, pidió al Secretario General de ATE a nivel nacional, Hugo "Cachorro" Godoy, que también fue uno de los presos políticos de la Unidad 9, que dirigiera unas palabras a los compañeros y compañeras presentes. El dirigente dijo: “El mes de marzo, en nuestro país, sin duda es el mes de la Memoria y, al mismo tiempo, año tras año es el mes de la movilización de nuestro pueblo por preservar esa Memoria, por alimentarla, y por hacerla Justicia, así como por garantizar un consenso social que consiga el Juicio y Castigo a los responsables del genocidio de la dictadura cívico-militar. Los que gobiernan ahora no quieren hablar de la parte civil de la dictadura porque nos quieren hacer olvidar que muchos de los que hoy están en el Gobierno, fueron parte de la misma: Desde algunos funcionarios, hasta muchos empresarios”.

“Es por eso que los trabajadores del Estado, así como empezamos este mes con un homenaje a la Mujer que nos permitió aportar un pequeño grano de arena a esa extraordinaria lucha que fue la del 8 de marzo, en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, estamos continuando con la posibilidad de poder recuperar esa historia y de revalidar lo mejor de ella. Porque no intentamos repetir o recordar el horror, sino que lo que queremos recuperar y multiplicar como ejemplo es la pasión de quienes, en ese tiempo, fuimos capaces, hombres, mujeres y niños, de imaginarnos la posibilidad de una transformación de nuestra sociedad”, agregó Godoy.

Luego de la exposición del Secretario General de ATE se proyectó el film, seguido por una charla entre Carlos Martínez, director del mismo, y el público. Durante la charla, Martínez aseguró: “Para nosotros tiene mucho valor compartir esta película con ustedes. Estamos en el presente, no es que nos transportamos a aquella época: Los que murieron, murieron, los que quedamos, llevamos un compromiso. Ese sueño de un mundo mejor que a nosotros nos impulsaba a luchar y a revelarnos contra las injusticias de aquella época, que todavía no se han resuelto, más que un sueño, es una necesidad. ¿Vamos a aceptar pasivamente que el mundo es así? Si puede ser mejor…”.

“Esta película es una historia de personas. No es historia de un país, ni de una generación. Había un grupo de 14 presos en el Pabellón 1 y 19 presos en el Pabellón 2. Después se fue incrementando porque fueron trayendo más ‘irrecuperables’ desde los otros pabellones. Pero además, dentro de los 30 nombres que se gritan sobre el final de la película, hay más familiares desaparecidos que presos condenados de la Unidad 9 de La Plata que fueron desaparecidos. Yo entiendo que eso fue venganza. Porque a los compañeros que quedábamos vivos en los pabellones era cada vez más costoso políticamente asesinarnos. Las denuncias internacionales exigían explicaciones, entonces mataban a nuestros familiares: Madres, hermanos, esposas. Y no iban a parar la ola de denuncias internacionales matando a la madre de algún compañero, por eso a mí me parece que era venganza. Frente a eso yo digo que, en los años siguientes, cuando los que quedamos vivos estábamos en la calle, hubiera sido muy fácil para nosotros tomar venganza. No hubo ni un solo caso de venganza contra los secuestradores y los asesinos de nuestras familias. Esperamos treinta años hasta que se iniciaron los juicios”, agregó Martínez.

Fuente: www.ate.org.ar

* Equipo de Comunicación de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA)

sitio desarrollado en SPIP