Misiones
Los tareferos de Montecarlo marcharon reclamando justicia y dignidad
Viernes 4 de febrero de 2011, por Alicia Rivas Zelaya *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Unas mil personas se sumaron ayer a la convocatoria del Sindicato de Tareferos contra el trabajo esclavo, la lucha por un salario digno y en contra del hambre. Llamaron a los pequeños productores a defender el precio justo para la yerba y a denunciar a las empresas y cooperativas que “se quedan con el esfuerzo de los sectores más vulnerables de esta cadena productiva”.

Compartir este articulo:

Tal como estaba previsto en la tarde de ayer más de mil personas se convocaron frente a la Cooperativa Agrícola de Montecarlo para marchar reclamando el cese del trabajo esclavo en la actividad yerbatera y el pago de un salario digno que evite la profundización del hambre y las enfermedades.

Desde las 17,30 comenzaron a llegar las familias de las diferentes colonias y barrios, recibidos por una batucada de 15 jóvenes que animaría la enorme columna en su marcha denunciando que “el trabajo esclavo que profundiza la pobreza y el hambre".

“La marcha de hoy es la mejor respuesta a los que niegan el flagelo del hambre, está interpelando a las políticas públicas, e incluso a los dirigentes, representantes del pueblo que de la boca para afuera dicen discutir y ocuparse del tema”, remarcó Rubén Ortiz, secretario Adjunto de la CTA Misiones.

La movilización de este jueves, considerada por sus organizadores como la más importante en los últimos 30 años en la localidad, se acordó la semana pasada para exigir se investigue y se sancione a los responsables de las condiciones infrahumanas en que se sigue cosechando en la provincia tal como se pudo mostrar hace unos días en el Campamento de Caraguatay.

“Nosotros demostramos que lo que venimos denunciando hace tantos años existe, lo pudieron ver todos, hasta el Ministerio de Trabajo lo vio, nosotros estamos pidiendo Justicia, que los responsables paguen por la forma en que nos tienen trabajando, no somos animales, somos personas que queremos ganarnos el pan para nuestros hijos pero trabajando dignamente no como esclavos”, remarcó Cristóbal Maidana Secretario General del Sindicato de Tareferos, Trabajadores Temporarios y Desocupados de Montecarlo, organización enrolada en la Central de Trabajadores de la Argentina.

Durante el recorrido se volvió a convocar a los pequeños productores para que también puedan combatir décadas de explotación laboral y se conviertan en cómplices de contratistas y grandes empresas.

“Fue una marcha cargada de respeto y dignidad, un silencio que obligaba a que salieran a mirar unos, a que otros trabajadores se sumen y porque no decir casi escondidos pero mirando estaban funcionarios, concejales, productores que no se animan a apoyar por temor a que la Cooperativa los sancione o porque todavía no comprendieron que los tareferos son sus aliados naturales y no los industriales y cadena de comercialización”, sostuvo Juan Carlos Di Marco referente del Movimiento Social de Misiones.

Ya en el Sindicato de Tareferos, los trabajadores ratificaron su voluntad de diálogo con los diferentes sectores incluido el gobierno provincial para buscar una solución definitiva a la explotación laboral y garantizar que la cosecha de yerba mate se realice dentro de lo que marcan las leyes.

“La gente votó el dialogo como herramienta para resolver el conflicto pero también anticipó que si no hay gestos concretos y si el dialogo no da frutos el 17 de febrero todos van a marchar a la ruta”, afirmó Ortiz, quien lamentó la falta de compromiso de los funcionarios y políticos con esta pelea. “Lo vergonzoso de la jornada es que no hubo dirigentes políticos, ni funcionarios, la dirigencia política de Montecarlo se convierte así en cómplice de la explotación, de los gerentes de la cooperativa que no sólo se benefician del trabajo esclavo de los tareferos sino también del esfuerzo de los productores, un gerente de la cooperativa tiene un sueldo equivalente a la renta de 40 hectáreas de yerba de un productor. Un gerente gana16 mil pesos por mes mientras el tarefero y el pequeño productor están dejando sus vidas en los yerbales por una miseria”, agregó el dirigente sindical.

De la marcha participaron además vecinos de los barrios Guatambú e Itacuruzú quienes reclaman una solución al problema de viviendas. Se solidarizaron trabajadores del SAMIC de Eldorado, además trabajadores de la salud, docentes y vecinos de Montecarlo.

* Equipo de Comunicación de la CTA Misiones

sitio desarrollado en SPIP