Ni un despido más, ni un trabajador menos
Trabajadores del Centro Gallego exigen reincorporación de despedidos y denuncian persecución e intento de privatización
Viernes 25 de agosto de 2017, por Miguel Aguirre *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En un acto sobre las puertas de la institución, trabajadores del Centro Gallego de Buenos Aires reclamaron la reincorporación de Héctor Santiago y Sebastian Bustamante, despedidos a causa de una protesta donde reclamaban el pago de salarios y aguinaldo adeudados.

Compartir este articulo:

Acompañados por representantes de diversas áreas y con representantes agrupaciones de asociados, los trabajadores de la histórica institución de la comunidad gallega insistieron en denunciar a la Intervención, a cargo del señor Martín Moyano Barro, de persecuciones y hostigamiento a trabajadores, negociados e intentos de vaciamiento del centro de salud para luego privatizarla.

Héctor Santiago, despedido el pasado lunes 14 de agosto, es técnico radiologo y un histórico referente de los trabajadores del Centro Gallego con más de 38 años de antigüedad en la institución. Formó parte de la oposición a la burocracia del gremio de Sanidad y hoy lucha con sus compañeros contra el vaciamiento del Centro Gallego. "Me despiden por la lucha que venimos llevando", dice Santiago en la puerta del Centro y cuenta el origen del conflicto "Hace seis años cuando comenzó la crisis nos organizamos y salimos a reclamar por nuestros puestos de trabajo y el pago de salarios atrasados".

El pasado 7 de agosto los compañeros del turno noche decidieron protestar en la calle para reclamar el pago del salario y aguinaldo y yo me sumé con ellos. En represalia, a la semana siguiente no me dejan entrar a trabajar y luego mediante carta documento despidieron acusándome de generar violencia dentro del Centro y perturbar el normal funcionamiento de la institución. Por supuesto que nada de eso sucedió e incluso luego, en reunión con las autoridades, me confesaron que en realidad a ellos les molesta la denuncia que hacemos en la calle y que demos a conocer la situación que padecemos los trabajadores del Centro Gallego. Claramente me persiguen por ser la cara visible de los reclamos", dice.

El Centro Gallego arrastra una larga crisis producto de los negociados y de la corrupción de distintas administraciones. En el año 2012 y tras una larga lucha protagonizada por trabajadores y los asociados, se logró la Intervención del INAES de manera de frenar el rumbo de quiebra que llegaba la centenaria institución. Pero luego de tres interventores, la crisis se ha profundizado y actualmente, según denuncian los trabajadores, hay un serio intento de cierre o concesión a una empresa privada.

La doctora Elena Reta, tarbajadora del área administrativa, con más de 30 años de antigüedad, relata que, Jurídicamente, el Centro es una mutual y en el año 2012 fue intervenida por el INAES con desplazamiento de sus autoridad electas en ese momento. "En términos económicos, a la pésima gestión del actual interventor Martín Moyano Barro, puesto por la Ministra Carolina Stanley, la situación se ve agravada porque además ya no llega la ayuda económica de España, tampoco se cuenta con el subsidio que había del Ministerio de Desarrollo Social de Nación. Pero también si miramos más atrás, vemos que se heredó una gran deuda y hubo una serie de maniobras con unas obras sociales que se llevaron afiliados aportantes dejando sólo a asociados con mayor edad, ya que ellos los consideran como un pasivo" denuncia Reta y agrega "Creemos que claramente intenta llevar la institución a la quiebra, desguazarla e intentar privatizarla o usar el edificio para un negocio inmobiliario" En tanto que, en relacional despido de Héctor Santiago, afirma es una persecución para disciplinar a los trabajadores con el miedo Actualmente el Centro Gallego cuenta con cerca de 1300 trabajadores, entre médicos, enfermeros, técnicos, maestranza, mucamas y personal administrativo. Últimamente también hay un claro intento de precarización laboral laboral ya que están remplazando a personal efectivo con contrataciones en calidad de monotributistas.

"Creemos que este intento de vaciamiento es para dejar en bandeja el negocio a las empresas interesadas en quedarse con el Centro. No lo vamos a permitir y vamos a sostener esta lucha hasta las últimas consecuencias. No sólo para lograr mi reincorporación y la de Sebastián Bustamante, sino para defender al Centro y los puestos de trabajo de todos los trabajadores" afirma Santiago.

* Equipo de comunicación CTA Autónoma

sitio desarrollado en SPIP