8 de agosto: Que sea Ley
Mujeres de la CTA Autónoma y de la Multisectorial de Mujeres de Tucumán disertaron en la Facultad de Derecho de la UTN por el aborto legal
Sábado 28 de julio de 2018, por Inés Hayes *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Este jueves la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Tucumán se tiño de verde: Nina Brugo, referente histórico de la Campaña por el aborto seguro, legal y gratuito, Alejandra Angriman, secretaria de Género de la CTA Autónoma, Leonor Cruz, secretaria de Género de la CTA A de Tucumán, Vicky Disatnik, de la Casa de las mujeres Norma Nassif y Susana Martínez, de la Red de profesionales de la salud por la vida y el aborto legal volvieron a explicar las razones por las que el aborto debe ser legal, seguro y gratuito para que se termine con la muerte de mujeres, sobre todo de las clases populares, en todo el país.

Compartir este articulo:

“Hace 30 años que milito en el feminismo y nunca he estado tan contenta de la lucha, que estemos cerca de alcanzar la igualdad con los varones", dijo Nina Brugo, rodeada de mujeres agitando el pañuelo verde.

Nina forma parte de la Campaña por el aborto seguro, legal y gratuito, desde sus comienzos en los encuentros nacionales de Mujeres de 2003 y 2004. Impulsada desde grupos feministas y del movimiento de mujeres, como así también desde mujeres pertenecientes a movimientos políticos y sociales, la Campaña cuenta en la actualidad con la adhesión de 305 grupos, organizaciones y personalidades vinculadas a organismos de derechos humanos, de ámbitos académicos y científicos, trabajadoras/es de salud, sindicatos y diversos movimientos sociales y culturales, entre ellos redes campesinas y de educación, organizaciones de desocupadas/os, de fábricas recuperadas, grupos estudiantiles, comunicadoras y comunicadores sociales, etc, entre los que se cuenta la CTA Autónoma.

En Argentina se calcula que alrededor de 500 mil mujeres recurren cada año al aborto clandestino, mostrando cómo la penalización no impide su práctica, sino que la hace peligrosa por la falta de recursos económicos de muchas mujeres. El aborto es parte de la cotidianeidad de medio millón de mujeres que año a año desoyen mandatos sobre sus cuerpos y sus vidas, trayendo al escenario público un tema crucial: la maternidad debe ser voluntaria, deseada, proyectada. Según cifras oficiales las complicaciones por abortos inseguros son la principal causa evitable de mortalidad materna en Argentina (más adecuado resultaría hablar de muerte de mujeres gestantes pero mantenemos la designación muertes maternas al hacer referencia a estadísticas de organismos oficiales).

Desde la recuperación democrática en diciembre de 1983 han muerto más 3000 mujeres como consecuencia de abortos inseguros, así se expresa esta gran deuda de la democracia que constituye un gravísimo problema de salud pública. La mayoría de estas mujeres son jóvenes y empobrecidas, mostrando las desigualdades que atraviesa el problema del acceso al aborto cuando una mujer decide que no puede seguir adelante con un embarazo no deseado. “Las mujeres tenemos derecho a vivir una vida plena y sin violencia: la prohibición del aborto y la falta de acceso a procedimientos seguros, de calidad y gratuitos constituye una violación a los derechos humanos de las humanas”, explicó Nina.

“Nuestra Central votó en su congreso, en 1999, por la legalización del aborto y nos incorporamos a la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito desde su fundación. Hoy somos más de 400 organizaciones que formamos parte de la Campaña y en ese sentido participamos activamente de todas las acciones que definimos en conjunto para garantizar que el 8 de agosto se vote en el Senado de la Nación el proyecto de ley que hemos presentado de interrupción voluntaria del embarazo”, explicó Alejandra Angriman, Secretaria de Género de la Central de Trabajadorxs de la Argentina (CTA) Autónoma.

En ese sentido, Leonor Cruz, secretaria de Género de la CTA A de Tucumán e incansable luchadora por los derechos de las mujeres, jóvenes y adolescentes de los barrios populares de su ciudad, dijo: “la lucha que en esta Central las mujeres hemos dado es histórica, porque nuestra Central busca el poder popular y nosotras somos el poder popular. Las mujeres hemos estado poniendo el cuerpo siempre. Nos caracterizamos por abrazar la vida, nadie nos puede venir a decir lo que es vivir la pobreza, hablan de nuestras niñas, de nuestras adolescentes. El 8 estaremos en la Plaza para que sea Ley”, dijo ante el aplauso y el agite de los cientos de pañuelos verdes.

La psicóloga Vicky Disatnik, profesora universitaria e integrante de la Casa de la Mujer Norma Nassif se refirió a que es fundamental escuchar la voz de las mujeres y su derecho a decidir sobre sus propios cuerpos. El debate no es aborto sí o no, el debate es: legal o clandestino. Este miércoles 8 de agosto, las mujeres de todo el país, de Ushuaia a La Quiaca exigirán en las calles Que sea ley, ni una mujer más muerta por abortos clandestinos.

* Periodista de la Secretaría de Comunicación de la CTA Autónoma

sitio desarrollado en SPIP