Producción para la Defensa
“Las deficiencias del Astillero son responsabilidad de Vidal y Macri, y antes de Scioli y Cristina”
Martes 31 de julio de 2018, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El secretario General de ATE y miembro de la comisión Ejecutiva Nacional de la CTA-A, Hugo “Cachorro” Godoy salió al cruce de Jorge Lanata tras el informe en el que el periodista de Clarín y Canal 13 buscó justificar y atizar un potencial recorte en el Astillero Río Santiago.

Compartir este articulo:

Este domingo un informe del programa Periodismo Para Todos que conduce Jorge Lanata arremetió contra los trabajadores del Astillero Río Santiago, empresa estatal de construcción y reparación naval ubicada en el partido bonaerense de Ensenada.

Los argumentos del periodista estrella del Grupo Clarín no difirieron de la línea editorial general del multimedio, donde la defensa del recorte macrista de los últimos casi 3 años ya es costumbre. Basta mirar el hashtag que ayer impulsó el programa que viene militando fuerte el ajuste: #MirenDondeAjustar.

“Cajas negras del sindicalismo” e “ineficiencia” fueron las palabras que sobrevolaron los más de 10 minutos de copete y cerca de 16 de informe, donde claramente destacaban dos voces dominantes: la del diputado de Cambiemos, Guillermo Castello, y la del ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas. Junto a tan sólo algunos recortes malintencionados de una entrevista al secretario General de ATE Ensenada, Francisco Banegas.

Ayer a la mañana Lanata y su equipo volvieron sobre el tema durante su programa radial por Radio Mitre. Con una comunicación telefónica con Hugo “Cachorro” Godoy, el debate afloró, y también la refutación de ciertas afirmaciones del informe televisivo.

“La flota pesquera en Argentina navega con barcos de 40, 50 y hasta 60 años. Desde el gremio presentamos un proyecto de ley para que se ponga límite, como los autos con la Verificación Técnica Vehicular, a ese tiempo. Imaginen que de esa manera se promovería el recambio de esos barcos, y sobraría trabajo en el Astillero Río Santiago”, lanzó el Secretario General de ATE.

“Acá el tema es político. Es decir, la falta de voluntad”, señaló Godoy, y agregó: “por qué no le preguntan a Vidal por qué no impulsa el Astillero, sobre todo cuando muere tanta gente en naufragios”.

“Si el Astillero no funciona es por responsabilidad de Vidal y Macri, y antes de Scioli y Cristina. Es responsabilidad de cada uno de los gobiernos, y no lo hacen porque hacen negocios del otro lado, negocios infames”.

Ni el gobierno nacional ni el bonaerense tienen todavía una decisión con respecto al futuro de la empresa estatal. En mayo, Vidal intervino por decreto la empresa, corriendo de la presidencia a Cristian Curto y nombró como interventor a Daniel Capdevila, ex Coordinador de Proyectos del Ministerio de Modernización de la Nación, el sector desde donde surgen muchos de los planes de ajuste.

“Les importa un cuerno el Estado, lo único que quieren promover son los negocios privados. Todas sus medidas van en ese sentido: la fuga de capitales diaria es una muestra de ello, pero mientras tanto le pagan a Francia por una patrullera 3 veces más de lo que costaría hacerla acá”, aseguró el dirigente de los estatales.

Frente a los argumentos de Godoy, la mesa radial de Lanata (integrada, entre otros, por el periodista Sergio Levinas y el economista Martín Tetaz) arremetió una y otra vez sobre la “viabilidad de la empresa”, su “sustentabilidad”. Incluso las manifestaciones fueron en torno a “por qué insistir en hacer productivo algo que no es”, o bien “pasemos la empresa a los trabajadores, y se pagan los salarios y jubilaciones que se puedan pagar”.

“Si la empresa quedara en manos de los trabajadores, cuando Macri vaya a Sudáfrica y China a promover negocios para empresas privadas amigas, le pedimos que haga lo mismo con el Astillero”, chicaneó Godoy, y sumó: “No le echen la culpa a los laburantes, el que tarda 10 años es el que administra, Scioli antes y Vidal ahora, no los obreros”.

Con Capdevila, los trabajadores denuncian persecuciones y negociados, como la tercerización de los servicios médicos. No hubo dinero para insumos o nuevos proyectos. Los trabajos en los buques petroleros Eva Perón y Juana Azurduy están paralizados, y su entrega lleva un año de demora.

Fuente: www.canalabierto.com.ar

sitio desarrollado en SPIP