El SITRAIC en la CTA-A
"Queremos ser parte de la construcción de una herramienta poderosa para los trabajadores"
Sábado 8 de septiembre de 2018, por Miguel Aguirre *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

ACTA dialogó con Victor Grossi, recientemente reelecto Secretario General en el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción (SITRAIC-CTA-A). El dirigente participó por primera vez de la reunión de la Comisión Ejecutiva Nacional de la CTA-A ya que días atrás, en una asamblea histórica, el sindicato aprobó la incorporación a esta Central.

Compartir este articulo:

El pasado 26 de octubre tuvieron lugar las elecciones nacionales del SITRAIC en las que se renovó la Comisión Directiva y Victor Grossi fue reelecto al frente del sindicato para un segundo período. La organización, que nació para disputar la hegemonía a la burocracia, ya tiene presencia en 4 provincias con 9 delegaciones y crece pese a la caída de la actividad en el sector.

-¿Cuál es la agenda de actividades que tienen?

- Recién hace unos días nos dieron la certificación de autoridades para este segundo mandato que encabezo y lo más urgente es atender la posible caída, aún más abrupta, de la construcción por las denuncias de corrupción en la obra pública y por la recesión que provoca el ajuste y el plan económico. Por esto vamos a movilizar el 27 de septiembre a la sede de la Cámara de la Construcción y al Ministerio del Interior y de Obras Públicas. Pero también en el día a día la prioridad es la lucha contra el trabajo no registrado y la precarización, para que se respeten las medidas de seguridad e higiene y, con algo muy común que es la mala liquidación de haberes y el robo que se le hace a los compañeros por el no pago de las cargas sociales.

-¿Cuáles son las demandas que te plantean los compañeros cuando recorrés las obras?

- Aunque estamos en condiciones de firmar paritarias, y aunque vamos a seguir peleando por estar en esa mesa, los compañeros que están registrados necesitan mejoras salariales ya que el promedio salarial en la construcción es vergonzoso. También, piden por las condiciones de trabajo y los elementos de seguridad, la ausencia de baños y vestuarios. En general, hay una ausencia de las mínimas condiciones que preserven la salud y la vida del trabajador.

-¿Por qué creés que crece SITRAIC en tiempos de crisis cuando a veces hay temor a organizarse?

- Tenemos que ver la historia del sector. Hubo un proceso de desindicalización producto de los manejos de la UOCRA: Primero fueron socios de las patronales, luego directamente se transformaron en empresarios y finalmente en la guardia pretoriana de las empresas. Tanto es así que al principio en nuestras asambleas era difícil que los compañeros hablaran ya que nunca antes se lo permitían. Claro, no se sentían representados y era práctica habitual que los empresarios y las bandas de la burocracia los apretaran para callarlos, tuvieron que pasar como 3 años para que se sintieran habilitados a tomar la palabra.

-¿Qué estrategias se están dando para construir el sindicato a nivel nacional?

- Vamos paso a paso, sin apresurarnos, y tenemos un protocolo producto de nuestra experiencia. Porque nosotros creemos que son los trabajadores los que deciden fundar el sindicato y no la voluntad de un dirigente. Por ello estipulamos que tiene que haber un mínimo de 60 trabajadores que a través de una asamblea solicitan la fundación del SITRAIC en ese lugar. Bueno, luego una vez incorporados también hay normativas de funcionamiento que regulan el manejo económico, la democracia sindical y, sobretodo, que no aceptamos contribuciones de las empresas ni ningún tipo de dádivas. No somos parte del negocio de la construcción ni hacemos negocios con los trabajadores.

-¿Cuál es el aporte que trae SITRAIC a la Central?

- Primero, una gran expectativa de poder ensamblar nuestra historia con el bagaje de la CTA. Creemos que la historia del movimiento obrero se construye todos los días y es un hecho colectivo, por eso nosotros nos negamos a los personalismos y hemos establecido un límite de dos mandatos para las conducciones. Así que tememos un deseo enorme de aportar en este proceso nuevo que se está dando en el movimiento obrero, que no sabemos cuánto nos va a llevar pero queremos ser parte de la construcción de esta herramienta poderosa para los trabajadores.

* Equipo de comunicación CTA Autónoma

sitio desarrollado en SPIP