Importante presencia internacional en el Congreso de CTA-A
El sindicalismo internacional debe construir un paro continental para 2020
Lunes 2 de diciembre de 2019, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Delegaciones internacionales llamaron a la unidad mundial de los movimientos populares, a profundizar la lucha por más democracia, a rechazar el bloqueo criminal que implementa Estados Unidos contra Cuba y Venezuela, y a revertir el golpe de Estado en Bolivia. Emotiva celebración por la liberación de Luiz Inacio Lula Da Silva.

Compartir este articulo:

La nutrida delegación internacional presente en el Congreso Extraordinario de la CTA-Autónoma repudió el estatus mundial que vulnera los derechos sociales y viola los postulados de la democracia. La pelea frontal contra la ultraderecha y la unión de la izquierda mundial para cambiar el modelo de desarrollo y fortalecer la democracia contra el neoliberalismo fueron otro de los ejes.

El primer orador fue Rafael Freire, Secretario General de la Confederación Sindical de las Américas (CSA), quien recordó que “yo estuve en casi todos los congresos de la CTA y para mi es un orgullo estar con luchadoras y luchadores que no se rinden en tiempos difíciles de arremetida ultraconservadora y de fundamentalismo neoliberal”.

El dirigente repudió la cadena de golpes que se sucedieron en la región (Honduras, Paraguay, Brasil y Bolivia), destacó las rebeliones populares en Ecuador, Chile, Colombia y Haití. “En todas estas luchas está la CSA y sus afiliadas”, dijo. “Solos no podemos, pero juntos tenemos la fuerza suficiente para derrotar a la extrema derecha como lo demostraron ustedes en Argentina derrotando a Mauricio Macri”, halagó.

Freire llamó a “organizar un paro continental por la democracia y contra el neoliberalismo para el 2020”. La propuesta recibió la aprobación unánime y el aplauso del congreso.

Luego, el dirigente del PIT-CNT de Uruguay, Fernando Gambera, sostuvo: “Ustedes son la demostración que cuando se lucha los neoliberales se van, por acá va a empezar el cambio en América latina”. Y agregó: “Hay un eje en este plan orquestado en la región, que es la siembra del odio para después justificar represión, golpes de Estado”.

“Lula dijo: me voy a dedicar a recorrer América Latina para hablar con los compañeros”, contó el uruguayo. “Ojalá que nos juntemos para discutir un plan para América Latina, cómo es que trabajamos para dar vuelta la torta, porque si se juntan los de la derecha, no sé cuándo nos vamos a juntar nosotros”.

También elogió el “Grito de Burzaco”: “Democracia sindical, acá está el ejemplo; nueva época sindical, 28 años demostrándolo; acumulación de fuerzas; unidad para trabajar en acción conjunta”.

Por su parte, Ismael Drullet, de la CTC de Cuba, evaluó que “los reveses de la izquierda han alentado a la derecha y fragmentado a las organizaciones de izquierda, asunto que tenemos que trabajar juntos todos los días para detener el avance de la derecha continental con el apoyo decidido del imperialismo, contra el acoso mediático, la distorsión de la verdad y el chantaje de los ciudadanos”.

“Necesitamos solidaridad e integración para garantizar la libertad y la soberanía”, dijo y denunció que en “la tierra de Fidel Castro y José Martí, en donde luchó el Che, ha soportado por más de 57 años el bloqueo criminal de Estados Unidos por el solo hecho de no doblegarnos a las órdenes del imperialismo, principal obstáculo a nuestro programa de desarrollo, al igual que le sucede a la hermana República Bolivariana de Venezuela”.

El secretario Adjunto de la Confederación Sindical Internacional (CSI), Víctor Báez, inició su discurso en guaraní saludando la lucha bravía de los pueblos originarios. Recordó que “en 2004 cuatro sindicalistas quisimos entrar a la Colombia del paramilitar Alvaro Uribe, y nos prohibieron el ingreso; Macri igualó a la Argentina con la Colombia de Uribe impidiendo el ingreso hoy de los dos compañeros venezolanos”.

Argumentó que “la democracia y el capitalismo no se llevan y tenemos que decidir qué queremos: queremos más y mejor democracia. Nuestra agenda no puede ser la de los países ricos, propuestas unitarias ya desde el sur, desde el Caribe, desde América Latina”.

El cierre de los discursos internacionales correspondió a Quintino Severo, representante de la CUT Brasil, quien agradeció que “en cada continente, en cada país donde hay un sindicato había un comité Lula Libre, que ayudó en esta campaña de resistencia. 580 días, 580 noches Lula estuvo en prisión, 580 días y noches de solidaridad del mundo, que fue fundamental, necesaria e importante para que el compañero resistiera esta injusticia”

Asimismo, saludó a la CTA-Autónoma por la activa campaña por Lula: “Sabemos que la solidaridad y denuncia internacional ayudo a que el Poder Judicial cambie su posición”. Y pidió “continuar esta solidaridad, Lula está suelto pero no está libre, porque el objetivo es que en 2022 pueda ser candidato a presidente y poder ayudar a América Latina con la esperanza de que América latina será libre”.

El cierre de este momento del Congreso fue con el grito de la militancia presente exhibiendo los carteles con la frase “Lula Libre” y cientos de pancartas en el aire.

sitio desarrollado en SPIP