Estado nacional
Reincorporaron a una trabajadora trans en Agricultura Familiar
Martes 4 de febrero de 2020, por Prensa ATE *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El reclamo lo llevó de manera individual ante la Justicia para que se considere su situación particular como miembro del colectivo LGBTIQ.

Compartir este articulo:

Casandra Sandoval fue reincorporada en diciembre pasado. Se desempeñaba en Agricultura Familiar, como técnica en Tartagal, ciudad cabecera del departamento San Martín. Estuvo en la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF) desde 2002 a 2018, año éste en que se desguazó el organismo con el despido de 28 trabajadores, el de ella incluido.

“Soy periodista travesti y en ese momento me encargaba de visibilizar las tareas de los demás técnicos.”, señaló Sandoval.

Acompañó con su trabajo a mujeres de diferentes pueblos originarios y estuvo en el acompañamiento de la creación y puesta al aire de la radio comunitaria La Voz Indígena. Desde allí coordinó los talleres de los comunicadores de pueblos originarios en una zona donde el discurso estaba fuertemente marcado (como suele suceder) desde el sector blanco o criollo.

Por la particularidad de su caso en tanto miembro del colectivo de la diversidad sexual, la trabajadora decidió presentar un amparo pidiendo su reincorporación y una medida cautelar para que se le mantenga la obra social. Fue acompañada por su abogada, Cecilia Jezieniecki, quien planteó el caso ante la Justicia Federal en Salta Capital.

“Entendemos que hubo un despido discriminatorio por discriminación indirecta. El colectivo trans presenta cifras alarmantes en términos de inserción laboral, es por ello que los Estados deben implementar medidas positivas que alienten su empleabilidad y revierta las históricas condiciones de desventaja social. En este marco despedir a una trabajadora trans del organismo fue una medida regresiva en materia de derechos económicos, sociales y culturales que los estados tienen vedado”, explicó Jezieniecki.

En mayo del 2018 el juez federal Leonardo Bavio hizo lugar a la cautelar y ordenó al Ministerio de Agroindustria seguir con el pago de la obra social de Sandoval.

El Estado en manos de la alianza Cambiemos articuló todas las defensas posibles y dilató la cautelar. Sin embargo, el recurso quedó firme. De todos modos, se incumplió. Ante ello, la Justicia Federal impuso multas diarias mientras se incumplió la orden de cubrir a la trabajadora el beneficio de la obra social.

Reincorporación y sentencia

El 5 de diciembre pasado, antes del cambio de gestión en el Gobierno nacional, el macrismo decidió regularizar la situación de Sandoval y la reincorporó por entender que era la única vía legal para mantener la obra social que hasta ese momento le había sido negada. La carta documento que comunica esta decisión llegó a Sandoval el 26 de diciembre pasado. Mientras el juez federal de Tartagal, Carlos Alberto Frugoni, quien quedó a cargo de la causa, dispuso finalmente la reincorporación.

En aquel momento, ya casada, Sandoval se encontraba en Córdoba, donde logró finalmente su traslado. Afirmó que el acompañamiento en ese momento fue por parte de los compañeros de ATE SAF, principalmente de la delegada Melina Zochi.

Para la Justicia Federal, en el caso de Sandoval hubo un despido arbitrario. Se dejó claro que la relación de dependencia tenía las notas características de habitualidad, continuidad y acatamiento de órdenes siendo así ilegítimo el sistema contractual utilizado por el Estado. La Justicia afirmó que este tipo de estrategias deja la vía abierta para que los trabajadores de las Administración Pública Nacional queden fuera de toda protección legal, lo que es insostenible en los tiempos modernos. “Encubrir esta relación con una locación de servicios cosifica al ser humano”, afirma la sentencia. Se ordenó entonces la reincorporación de Sandoval.

La sentencia fue apelada por el Estado Nacional nuevamente. La resolución se encuentra en manos de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta. “Salvo excepciones, el Estado siempre apela”, explicó Jezieniecki. Sin embargo, sostuvo que llamó la atención la desprolijidad con la que se manejó la anterior gestión. Ello porque primero decidió incumplir con la cautelar que ordenaba el pago de la obra social y "es cuando ya se van que la reincorporan”.

Fuente: Página 12

* Equipo de Comunicación de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA)

sitio desarrollado en SPIP