Vamos por nuestros sueños
Sábado 29 de febrero de 2020, por Olga Reinoso *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Como ATE y CTA-A Santa Cruz nos sumamos al primer Pañuelazo Federal 2020 que convoca a salir a las calles a reclamar y exigir la aprobación de la ley de aborto, para definitivamente extinguir las muertes de mujeres por los abortos clandestinos, una Ley de justicia social para que el Estado esté presente allí donde miles de mujeres no tienen asistencia.

Compartir este articulo:

* Secretaria General de ATE y CTAA Santa Cruz

Miles de mujeres mueren anualmente ante la ausencia del Estado y de una legislación que las ampare, por realizarse abortos clandestinos, en condiciones paupérrimas, condiciones de desesperación y sin auxilio alguno, en lo que es una realidad a todas luces que se busca ocultar por parte de los sectores más conservadores ligados a las élites eclesiásticas con complicidad política.

La primera discusión en el parlamento nacional quedó desestimada por unos pocos votos, cuando cientos de miles de mujeres habían poblado las calles pidiendo la aprobación de una ley que no hace más que brindar justicia social, asistencia sanitaria del Estado a una realidad vigente e inocultable.

ATE y CTA-A exige a las y los legisladores nacionales de Santa Cruz propiciar, fomentar y aprobar una ley de aborto que definitivamente culmine con más mujeres muertas por abortos clandestinos, pero ademas ATE propone al parlamento provincial la conformación de una resolución con acompañamiento de las y los diputados para proponer el debate en el Congreso.

Por nuestros sueños

Hoy nos convoca un mundo convulsionado, en donde el movimiento de mujeres trasciende fronteras, cuando nuestras compañeras torturadas en Chile nos enseñan a cantar contra la derecha represiva, cuando el continente sufre la intromisión del neoliberalismo, y nuestra patria intenta quitarse las cadenas de 4 años de represión, achicamiento del Estado y endeudamiento compulsivo, nosotras vamos por un derecho caminado en las calles y rutas de todo el territorio nacional, en cada mujer y cada habitante de nuestro país hay llagas, heridas sangrando por una compañera que no pudo llegar a tiempo a cumplir sus sueños, arrancados por la ceguera de quienes esquivan la única verdad, que es la realidad.

sitio desarrollado en SPIP