Santiago del Estero
Nuevo ataque de bandas armadas contra campesinos del MOCASE
Miércoles 21 de diciembre de 2011, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En el paraje Villa Matoque, ubicado al noroeste de Santiago del Estero, balearon en el pecho a Néstor Palacios y golpearon a Ariel Palacios, campesinos que defendían los territorios de la comunidad frente al avance de los alambradores custodiados por una banda armada, al servicio de Ricardo Villa, de la empresa Servicios y Negocios y su socio el comisionado municipal “Chillín” Santillán.

Compartir este articulo:

"Ayer a la mañana (por el lunes 19) cuando iban a pedir que dejaran de alambrar, le dieron una bala en el pecho a Néstor", dijo en diálogo con ACTA Deolinda Carrizo, integrante del MOCASE. El conflicto es con la empresa Servicios y Negocios S.A. de Yerba Buena Tucumán CUIT: 30-65756128-9 S, que desde 2009 intenta acaparar los lotes Cruz Bajada, Saucioj y Pilpinto, unas 15 mil hectáreas, contratando grupos armados al mando de “el Paraguayo” y de Martin Caldera con el apoyo de Miguel Giménez de Quimilí y con la disposición de los bienes de la Comisión Municipal de Villa Matoque para alambrar. "Esta situación afecta a más de 50 parajes campesinos indígenas. Alambran las tierras con la familias adentro", explicó Deolinda.

Este Lunes 19, a las 11 de la mañana, Néstor y Ariel Palacios estaban junto a otros compañeros del Mocase–UPSAN intentando impedir que los alambradores de la empresa sigan acaparando tierras de las comunidades; "de repente, aparecieron el Comisionado Municipal Chillín Santillán y miembros de su familia armados y Luis Jeremias Santillán le disparó a Néstor cerca del corazón. Inmediatamente fue llevado a Quebrachal y de ahí a Salta porque está grave: la bala, presuntamente de un rifle, le atravesó el cuerpo. Ariel fue golpeado y está en Quebrachal siendo asistido", relató Carrizo.

Los nombres de la impunidad

El conflicto se viene denunciando desde 2009 en el Juzgado de Monte Quemado cuando Ricardo Villa llegó a la zona, primero a Saucioj y luego a Rumy, La Soledad, Platero y obligó a algunos pobladores a firmar contratos de venta de posesión. Ante la resistencia de las comunidades, se llevaron a cabo dos alambrados custodiados por un grupo de hombres armados al mando del Paraguayo.

El comisionado de Villa Matoque, Hugo “Chillín” Santillán, junto a su familia, son los encargados alambrar, amenazar y obligar a los pobladores para que firmen, y tramitar con los jueces y políticos amigos los permisos truchos de desmontes. Alonso Santillán, secretario de Gobierno, es el padre de Luís Jeremías, quien le disparó a Néstor. Andrés Villalba es policía del destacamento N°15 de Villa Matoque (y es cuñado de Hugo Santillán), Alonso Santillán (Hijo del secretario del Comisionado y policía en la Seccional 22 de Monte Quemado), hoy estaba de servicio mientras su hermano le disparaba a Néstor. Todos responden al gobernador Gerardo Zamora.

"Cuando los Juárez andaban sueltos amenazaban a los chicos en sus casas y en las escuelas a punta de escopeta. Muchas escuelas cerraron antes por miedo y los chicos nos preguntan: ’por qué nos hacen esto si nosotros no somos malos", grafica Deolinda la permanente situación de vulnerabilidad en la que viven cotidianamente. Por otra parte, la situación no es denunciada por los medios de prensa de Santiago del Estero; todo lo contrario: "Los medios no informan absolutamente nada y cuando lo hacen, dan vuelta todo, siguen sosteniendo que el asesinato de Cristian Ferreyra fue una pelea entre campesinos", agrega Carrizo.

Cronología de la bestialidad

Desde Agosto de 2010, Ricardo Villa junto a los nombrados, alambró el campo comunitario de los parajes Platero, la Soledad, Dos Paraísos y Rumy. En estos operativos destruyeron la casa de los compañeros Jorge Ricardo Argañaraz y Dalia Abigail Belizán, sin ninguna orden de desalojo. En Diciembre de 2010, el juez colocó una medida de No Innovar que no fue respetada por la empresa ya que continúa alambrando y desmontando.

En enero de 2011, el Juez Fringes Sarría, por pedido de la empresa, levantó la medida y se declaró incompetente mientras que libraba órdenes de detención para campesinos de la zona (Juan Luna, Ricardo Cuellar y Roque González) que impedían los alambrados. Durante todo este año, las familias Argañaraz y Pérez siguieron sufriendo amenazas, disparos en sus casa y matanza de animales.

En Diciembre de 2010, las organizaciones campesinas e indígenas llevaron al lugar a una comisión del Gobierno: todos los funcionarios del ejecutivo provincial avalaron el accionar de la empresa, incluso cuando se detectaron topadoras y tractores robados con los que llevaban a cabo los trabajos, así como personal de seguridad armado de la empresa sin registrar. En la Comisión estaban Pluvio Araujo, director de Bosques, quien avaló el plan de desmonte, la Directora de Colonización, el Jefe Camaño de la Policía de Santiago, la Escribana de Estado y personal del Comité de Crisis y Registro de poseedores dependientes de la Jefatura de Gabinete.

A un mes del asesinato de Cristian Ferreyra, la impunidad sigue vigente. "Exigimos la inmediata detención del agresor Jeremías Santillán, del Comisionado Hugo Chillín Santillán y del empresario Ricardo Villa, responsables directos, e investigación a todos los cómplices que han permitido y avalado que la situación siga agravándose. Exigimos el desarme inmediato de las bandas armadas que siguen operando al servicio de los empresarios en los departamentos Copo, Pellegrini, Alberdi, Figueroa, Moreno, entre otros. Denunciamos la complicidad del Gobierno provincial de Gerardo Zamora y exigimos se asuman las responsabilidades políticas", dijeron los campasinos del MOCASE en un reciente comunicado.

"Denunciamos las maniobras del Ministro de la Producción Luís Gelid, de la Sociedad Rural y la CRA a las que responde, para garantizar la ’seguridad jurídica’ de los agronegocios, que no es más que impunidad y atropellos a los derechos de las comunidades campesinas indígenas, como así también la campaña de presión para liberar a Ciccioli, empresario detenido por el asesinato de Cristian Ferreyra.

"Seguiremos en Asamblea y Movilización Permanente en defensa de nuestros territorios campesinos indígenas. ¡Contra el agronegocio y por la Soberanía Alimentaria! ¡Ni un metro más, la tierra es nuestra!".

Contactos: 0387-154816773 0385-154894162 03844-15408668 0385-154891250

* Equipo de Comunicación de la CTA Nacional

Album de Fotos

sitio desarrollado en SPIP