Puja redistributiva
Docentes rechazan propuestas oficiales de aumento salarial en Capital y Buenos Aires
Viernes 25 de febrero de 2011, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El Gobierno porteño postergó para este viernes la reunión que tenía prevista con los representantes de los 17 gremios docentes de la Ciudad, en el marco de las negociaciones paritarias para el sector, y aumenta la posibilidad de que los sindicatos decidan no comenzar las clases el próximo lunes.

Compartir este articulo:

A su vez, el titular de SUTEBA, Roberto Baradel, confirmó que los docentes rechazaron la propuesta salarial realizada por el Gobierno de Daniel Scioli y aseguró que esperan una nueva convocatoria.

Además, Baradel ratificó que si no hay una nueva oferta, el lunes "no habrá clases". "Estamos preocupados por esta situación en la Provincia, nos hicieron una oferta supuestamente igual a la de la Nación, porque porcentualmente está por debajo de la oferta nacional. Solamente ofrecen aumentar el salario básico 43 pesos, que es una verdadera afrenta", señaló el titular del SUTEBA.

Los docentes porteños rechazaron la propuesta de aumento salarial del 25%, lo que llevaría el salario del maestro de jornada simple que recién se inicia de $1900 a $2340, por lo que pone en riesgo el inicio de clases el lunes próximo.

"Nuestro pedido es del 30% de aumento, por eso rechazamos esta propuesta que consideramos insuficiente", dijo Eduardo López, secretario general de la Unión de Trabajadores de de la Educación de la Ciudad de Buenos Aires (UTE-CTA), al salir de la reunión paritaria.

López aclaró que el 30% que piden los docentes tienen que ver con "la inflación que dice Macri que hay", y que la primera cuota del aumento debería no ser menor al 25%.

La mesa salarial, que estuvo integrada por representantes de 17 gremios docentes de la ciudad, duró apenas unos minutos ya que el aumento otorgado por el gobierno porteño fue considerado "insuficiente".

Los sindicalistas fueron convocados, tras un cuarto intermedio, a reunirse a las 17, para continuar con las negociaciones.

Para López, la propuesta es prácticamente la misma que dieron el sábado pasado, pero distribuida diferente: es decir, en vez de pagar dos cuotas de 13,9% en marzo y agosto, pagarían el 17% de aumento en marzo y el 8% restante en julio.

Además de rechazar ese porcentaje, López advirtió que hace falta ver la escala salarial porque "estamos pidiendo que las sumas sean bonificables, remunerativas para que no se achate la pirámide salarial" y discutir acerca de infraestructura escolar y la falta de docentes, porque "cada vez hay menos educadores en la ciudad de Buenos Aires".

"El salario docente de Capital Federal está en el lugar décimo noveno, entre los salarios de jurisdicciones, cuando el PBI de la ciudad es el más alto del país", sostuvo el titular de UTE, la entidad alineada a CTERA.

Por su parte, el titular de la Asociación de Docentes de Educación Media y Superior (ADEMyS-CTA), Carlos Oroz, y Hugo Mariani, de ADEF, mostraron también su disconformidad con el ofrecimiento que hizo Ministerio de Educación porteño.

"No puede ser ni siquiera considerado, porque es la misma plata, distribuida de otra manera", dijo Oroz, al retirarse de la mesa salarial.

Según el titular de ADEMYS "el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires pretende que los docentes ganen sólo un 17% más en marzo y un 8% más en julio, en sumas que implican un aumento de algo más de 100 pesos en el básico, y mantener las sumas en negro".

Los gremios coinciden en que, de no llegar a un arreglo no comenzarán las clases el lunes en la ciudad de Buenos Aires.

Fuente: www.diariogremial.com

* Equipo de Comunicación de la CTA Nacional

sitio desarrollado en SPIP