" />
Puja redistributiva
Micheli luchará por un aumento de más del 30%
Miércoles 5 de enero de 2011
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El se­cre­ta­rio ge­ne­ral elec­to de la Cen­tral de Tra­ba­ja­do­res de la Argentina (CTA), Pa­blo Mi­che­li, de­sa­fió ayer al Go­bier­no y se com­pro­me­tió a lu­char es­te año por un in­cre­men­to sa­la­rial que su­pe­re el 30 por cien­to. Mi­che­li, quien aca­ba de asu­mir el car­go en me­dio de una dis­pu­ta ju­di­cial con su ri­val Hu­go Yasky, sos­tu­vo que la pau­ta de au­men­to sa­la­rial de­be "re­fle­jar la in­fla­ción que hu­bo el año pa­sa­do y la que va a ha­ber es­te año". Críticas a los pactos entre la UIA y la CGT para fijar "techos salariales".

Compartir este articulo:

"No­so­tros to­da­vía no he­mos he­cho cál­cu­los, pe­ro no tie­ne na­da que ver con el 22 por cien­to que arre­glan to­dos los años y que quie­ren (en 2011) arre­glar el Go­bier­no, la CGT y la UIA", re­mar­có el di­ri­gen­te sin­di­cal.

"No­so­tros va­mos a es­tar mu­cho más cer­ca de una pau­ta que su­pe­re el 30 por cien­to. Es un tra­ba­jo que va­mos a te­ner en unos días, pe­ro se­gu­ra­men­te va a ser su­pe­rior al 30 por cien­to", agre­gó en de­cla­ra­cio­nes a Ra­dio El Mun­do.

En es­te con­tex­to, Mi­che­li fus­ti­gó al Go­bier­no y al lí­der de la CGT, Hu­go Mo­ya­no, por tra­tar de im­po­ner "un te­cho sa­la­rial" a la ho­ra de dis­cu­tir pa­ri­ta­rias.

"Las pa­ri­ta­rias son li­bres y de­ben dis­cu­tir­se por acuer­do de las par­tes, no por im­po­si­ción", ex­pre­só, y agre­gó que "to­dos los años la pre­si­den­ta Cris­ti­na Kirch­ner, Mo­ya­no y el ti­tu­lar de la Unión In­dus­trial, Héc­tor Mén­dez, ha­blan de fi­jar un "te­cho".

"Es­to me pa­re­ce ab­so­lu­ta­men­te an­ti­de­mo­crá­ti­co", ma­ni­fes­tó el se­cre­ta­rio ge­ne­ral elec­to de la CTA.

Por otra par­te, Mi­che­li aven­tu­ró que 2011 se­rá "un año con­flic­ti­vo" y afir­mó que la CTA sal­drá a las ca­lles a re­cla­mar su per­so­ne­ría gre­mial.

"No se la die­ron a Yasky, que era con­fe­so kirch­ne­ris­ta, ima­gí­ne­se con no­so­tros. Es ob­vio que va a ser un 2011 con­flic­ti­vo, pa­cí­fi­ca­men­te, pe­ro con­flic­ti­vo. La pe­lea la va­mos a dar en la ca­lle", ade­lan­tó.

Des­de es­te lu­nes, Mi­che­li con­vi­ve con Yasky en el edi­fi­cio de la CTA en Pie­dras 1065 de la Ca­pi­tal Fe­de­ral tras un fa­llo de la Jus­ti­cia que lo ha­bi­li­tó pa­ra asu­mir al fren­te de la cen­tral obre­ra.

"Yasky si­gue en la ofi­ci­na que era la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral, que ya no es más, aho­ra es la ofi­ci­na de Yasky, y aho­ra mi ofi­ci­na se ha con­ver­ti­do en la nue­va Se­cre­ta­ría", co­men­tó Mi­che­li.

"Es tí­pi­co de es­ta gen­te que es­tá li­ga­da al Go­bier­no que pien­sa que pue­de ac­tuar con to­tal im­pu­ni­dad, pe­ro al fin y al ca­bo la Jus­ti­cia ter­mi­na­rá re­sol­vien­do el te­ma", agre­gó.

Por úl­ti­mo, el di­ri­gen­te sin­di­cal di­jo que "el úni­co que lo res­pal­da" a Yasky es el mi­nis­tro de Tra­ba­jo de la Na­ción, Car­los To­ma­da, y con­si­de­ró que eso es "bas­tan­te des­hon­ro­so".

"Es co­mo que el due­ño de una fá­bri­ca nom­bre al de­le­ga­do de una asam­blea", afir­mó.

Fuente: Agencia NA

sitio desarrollado en SPIP