Pesar en la CTA
Falleció el compañero Antonio Labbate
Miércoles 12 de enero de 2011
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Ha causado pesar en la CTA el fallecimiento del compañero Antonio Labbate, (Médico, especialista en Medicina del Trabajo y Vías Respiratorias, docente autorizado de la UBA, miembro asesor de la Asociación Reparación Afectados por el Amianto), integrante del Equipo de la Secretaría Nacional de Salud Laboral y decicido impulsor del Consultivo de Salud Laboral de la Central.

Compartir este articulo:

Alicia Unzalu, ex compañera de Antonio "Vasco" Labbate en el Equipo de Salud Laboral de la CTA nos mandó esta zemblanza redactada bajo el lema "Hasta siempre compañero"

"Martes de reunión de Equipo en la Secretarìa de Salud Laboral, siempre el primero en llegar, "hola che... no llegó nadie todavía?", apasionado defensor del Modelo Obrero, no se cansaba de agradecer el envio de compañero Angel Cárcoba, que le permitiò descubrir la historia y la propuesta que en los años 60 llevaron al Movimiento Obrero Italiano a la formulaciòn del Modelo Obrero.

Fácil de enojarse y desenojarse, y siempre, siempre dispuesto para brindar su saber, con la humildad de considerarse primero compañero militante y despues médico, porque lejos estaba él de la veleidades de otros profesionales.

El último tránsito que caminamos juntos, fue cuando lo convoqué como médico para asistir a los compañeros de IMPA que realizaban una huelga de hambre, concurrió sistemáticamente hasta el final de la huelga, brindando además del cuidado médico, el apoyo militante.

Así fuiste querido Antonio y así te recordare con tu urgencia permamente apostando a la salud y organización de los trabajadores, hasta la Victoria Siempre!!".

Para los que puedan concurrir, su velatorio se realiza en la calle Colpayo al 300 del barrio porteño de Caballito en el horario de 10.00 a 14.00

Solucionar los problemas del pueblo

A continuación transcribimos la nota de opinión de Antonio Labbate publicada por ACTA el 12 de septiembre de 2008.

"La lucha por la salud laboral constituye un tema particular en las reivindicaciones teóricas y concretas de los trabajadores.

Seguramente son los motivos de organización y lucha más destacados dentro de las organizaciones sindicales luego de los salarios. Aunque tiene que quedar claro, muy claro, que “salarios sin salud es otra burda mentira de las patronales”. En general los unos van junto con los otros; cuanto peores las condiciones y medio ambiente de trabajo (CyMAT) más pequeños los sueldos, y viceversa.

Entonces: tener en mente que en la mesa de negociaciones siempre debe estar el tema de las CyMAT, higiene y seguridad. Son objetivos de primera importancia en la lucha por una más equitativa distribución de la riqueza (en última instancia producida por los propios trabajadores), mejor confort de vida y factor condicionante del fondo de la discusión.

El orden de prioridades de soluciones a problemas populares en nuestro país, en septiembre 2008, son:

a) Eliminar la desocupación;

b) eliminar el trabajo en negro;

c) aumentar los salarios (la inflación desde el comienzo de las peleas con el agro hasta hoy ha sido del 50 % o más, a pesar del INDEC y todas las entidades económicas) y,

d) plantear y comenzar a resolver los problemas de salud laboral.

Seguramente los tres primeros ninguno los negará pero para el último todos los testaferros (patronales y sindicales) harán gestos de ignorarlo, ningunearlo, como que se trata de un problema que no existe, esto es lo que ha venido ocurriendo hasta ahora y por eso mismo debemos hacer hincapié y mover (conversar los temas) con todos los compañeros posibles en la idea de que “si no se toman medidas en éste sentido” ninguna de las cuatro jamás quedarán satisfechas y cumplidas.

Se trata de la lucha por una sociedad mejor no solamente para los trabajadores sino para todos, se trata de aquietar la fiebre enfermiza por ganancias disparatadas, de poner bien a la vista las tareas sin higiene, las máquinas defectuosas, los horarios de trabajo de más de 40 horas semanales, las horas extras y los horarios alternativos que invalidan la vida, , los sueldos por debajo del nivel de pobreza, nivel que debe ser medido por entidades con prestigio, honestas, no manoseadas, hay más de 20 millones de argentinos en esa situación en el país, se trata de que los operarios sean parte de la organización de las formas de trabajo y de los niveles de producción, de crear las comisiones mixtas en empresas grandes y elegir un delegado de prevención en lugares donde trabajen menos de 50 compañeros, establecer los árboles de causas y el resto de los riesgos para la salud y dar soluciones concretas, compartidas y aceptadas por todos ellos.

Se deberían crear registros serios de morbimortalidad en diferentes industrias y tipos de trabajos diferentes, antes y después de tomar las medidas de salud para ver, cuantitativa-mente, el efecto de las mismas.

Pero todo esto no será posible si la masa de trabajadores no se entera de éstos problemas y posibilidades y no lucha por la aplicación de ellas. Evidentemente los adelantos y atrasos en cuanto condiciones y medio ambiente laboral y salud de obreros y campesinos y personal de servicios y todos los que trabajan, dependen de la relación de fuerzas entre proletarios y patronos y lo único que puede volcar esa fuerza a favor de los primeros es la organización y la lucha masiva por las reivindicaciones, quedando muy claro que no existen éxitos aislados, salud laboral va junto con salarios serios y el resto de los cambios anotados que, entonces, por mayoría de votos, opiniones y fuerza de unión y lucha deben ser tratados conjuntamente en las próximas paritarias".

sitio desarrollado en SPIP